ROXANNA CASTELLANOS

Roxanna Castellanos es actualmente una de las actrices, comediantes y conductoras más reconocidas del país. Hay pocas actrices contemporáneas con tantos merecimientos por la amplitud de su rango, mismo que nos puede llevar del drama a la comedia; además, de generar personajes icónicos como Deyanira Rubí.

Esta es Roxanna Castellanos, quien con una larga trayectoria, es una actriz completa con grandes participaciones en diversas telenovelas como Alegrijes y Rebujos y en teatro en obras como Contratiempo por la que ganó el premio de la ACTP como Mejor Actriz.
Hay tantas cosas que no sabemos de ella que nos parece inmejorable esta ocasión para ahondar en su vida, sus gustos, sus retos, sus miedos, en fin, en todos los talentos que ostenta una persona y un personaje como ella. Comenzamos…

XÑ: Roxanna, has participado en muchas producciones, pero una que te marcó fue Otro rollo. ¿Cómo llegó a tu vida? ¿Qué te dio y qué te quitó?
RC: Conocí a Adal Ramones y a Mauricio Castillo hace más de veinticinco años, yo estudiaba en el Centro de Educación Artística de Televisa. Adal ya traía mil proyectos en la mente y los llevaba a cabo, ejecutaba sus ideas siempre… así que grabamos con unas videocámaras en casas de amigos y demás. Años después Otro rollo comenzó en Puebla, se transmitía de ahí y los sketches los grabábamos en el entonces Distrito federal. Yo participé en el primer sketch (El mundo guajiro), era en una micro… ¡wow, qué tiempos! Me dió mucho aprendizaje, muchos amigos entrañables, mucha diversión, muchos cariños, ¡muchas bendiciones! ¿Y qué me quitó? Los miedos a creer que no puedes lograr ¡lo que se te dé la gana!

XÑ: ¿Qué tanto influyó en tu carrera participar en Big Brother?
RC: Big Brother es uno de los parteaguas ¡más importantes en mi vida! Aprendí a ser tolerante y a conocerme a mí misma. ¡Me abrió el panorama! Jamás pensé llegar ni a la final y estando ahí dentro dije “¡ahora gano!” y me enfoqué en eso siendo yo misma, transparente, sin estrategias. Uno de los días más felices de mi vida.

XÑ: ¿Qué efecto tuvieron las telenovelas en tu carrera y qué tan difícil fue conciliar tu orientación cómica con el melodrama?
RC: Fue mi primer trabajo. Yo me gradué creyendo que iba a ser actriz melodramática y pues pasaron muchos años y no hice nada. De pronto descubrí la comedia y la empecé a hacer, literal, por hambre. Luego descubrí que amaba la comedia y entonces el efecto de las dos fue positivo. Mi última novela la hice hace once años y la comedia la sigo haciendo.

XÑ: ¿Qué tan complicado es lograr que un personaje que retrata a una bailarina nocturna pueda expresarse y conectarse con la sociedad sin que nadie se sienta ofendido?
RC: Quienes hacemos comedia creo que sabemos que esta es una catarsis y una burla de la realidad propia. Yo no creo que ofenda a nadie, es más, ni a las teiboleras, porque las dignifico diciendo que no todas son prostitutas y que hay unas que sí realmente se dedican a bailar. Y si se siente ofendida la sociedad pues que fresas, para esos yo no voy dirigida.

XÑ: Llegaron a tu carrera los conceptos de revista, ¿cómo te adaptas a cada género?
RC: En los programas de revista no hago comedia; estoy como conductora titular de Cuéntamelo ya! Cuando llego a hacer comedia es aparte. Tengo un programa en las noches que se llama Cuéntamelo ya!… al fin que es los sábados que no es una revista, es un programa nocturno con musicales y demás. Entonces hay que adaptarse: si sabes que vas dirigido a señoras en una revista pues tu leguaje tiene que ser distinto y la información que das más, si vas a un programa nocturno con un personaje que es una teibolera o como Paulina Rubio pues sabes que es un tono de comedia más desenfadado, que es en la noche, que hay otro target de público viéndote que abarca muchas más edades.

XÑ: Platícanos de tu faceta como actriz teatral y de los reconocimientos que has recibido al respecto.
RC: Mi faceta como actriz de teatro es lo que más gozo en la vida. El teatro fue lo que me hizo decidirme a ser actriz. Lo disfruto, lo extraño, tengo un año sin hacerlo. Lo último que hice fue The Hole, un espectáculo con una mezcla de teatro, cabaret, burlesque, musical. Amo el teatro en cualquier género: en comedia, en melodrama, en pieza; musical no tanto porque no soy ni la gran bailarina ni la gran cantante, pero sí me defiendo. El teatro es una herramienta que siempre necesito tener cuando hago televisión para sentirme completa.

Preguntas Xalapeñísimas

XÑ: ¿Cómo te defines Hoy como mujer?
RC: Como una mujer feliz, plena, realizada; una mujer que ya sabe que si llega algo que le provoca tristeza la puede transmutar, modificar en algo que le haga bien y que a veces es bueno también agarrar las tristezas, tirarse al piso, llorar y después pa’ delante. Me siento plena; siempre digo que es la mejor época de mi vida, pero así es cuando me han hecho la pregunta y es la verdad, no es que sea todo color arcoíris.

XÑ: ¿Qué es eso que siempre te pone A mil por hora?
RC: Saber que tengo trabajo, que me voy a la playa y tomarme por las mañanas un shoot de jengibre con cúrcuma, pimienta de cayena, miel y limón. Es en serio, me pone a mil por hora… a mil, a mil por hora…

XÑ: ¿Actualmente en tu vida qué cosas son Otro rollo?
RC: Otro rollo negativo se me hace la gente que bullea, la gente que cree que por tener dinero es más; esa es gente como más de otro rollo de otro planeta.

XÑ: ¿A quiénes te gustaría tener de Vecinos?
RC: La verdad a nadie. Soy una ermitaña. Cerca de mi casa, por su puesto, me gustaría tener a mis mejores amigas, amigos, a la gente que amo, a mi familia, pero así de vecino, vecino, no, yo soy muy feliz independiente.

XÑ: ¿Cómo lidias con La mentira en tu vida?
RC: Yo soy muy positiva. Me alejo de los mentirosos y de las mentirosas, y cuando digo mentiras yo pues son piadosas, no lastiman a nadie. No me gusta la gente mentirosa y menos los que no saben mentir porque aparte de mensos, mentirosos.

XÑ: ¿A quién consideras tu verdadero Big Brother?
RC: No considero a nadie como mi verdadero Big Brother porque no tengo a ningún amigo gringo, pero así mi súper carnal pues hay muchos, tengo carnalas, carnales, como Galilea Montijo, Kate del Castillo, Arath de la Torre, Andrés Palacios y muchos grandes amigos.

Fotos:
Oscar Ponce

Comparte este artículo

Más de XÑ