PEDRO FERRIZ DE CON

Decir Pedro Ferriz de Con en México significa impacto, espontaneidad, conexión con la gente, contrastes… pero sobre todo significa noticia. Periodista, conferencista y empresario, es impresionante la manera en que este comunicador y líder de opinión, a partir de frases coloquiales, de argumentos apasionados e imaginativos y de rigor periodístico, ha hecho tambalear más de una vez a las estructuras del poder y el status quo de algunos líderes políticos, al grado de padecer persecución y estar permanentemente en el “ojo del huracán”.

Este mes, en Xalapeñísima, en nuestro esfuerzo permanente de ser mucho más que una revista de vida y estilo, entrevistamos a Pedro Ferriz de Con en una charla amena, de la persona al personaje, del mito a la realidad y del anhelo a las reales posibilidades que tiene hoy en día de seguir siendo factor de influencia en millones de compatriotas, más allá de los espacios convencionales de comunicación.

XÑ: Pedro, platícanos qué ha pasado en tu vida desde el último día que transmitiste como titular del noticiero matutino de Grupo Imagen a la fecha.
PFC: En primer lugar, pasar por un proceso de asimilación de haber terminado con una etapa de mi vida profesional y haber sacado adelante una serie de proyectos que tenía yo pendientes como, por ejemplo, esta búsqueda de una candidatura ciudadana para la presidencia en México. Esa, me ha dado un enorme impulso junto con mi muy interior vida personal que para mí ha sido fundamental para echar todos estos proyectos. En la vida te toca el momento en donde tienes que reinventarte y yo me he podido reinventar después de ese tiempo hasta la fecha y hoy estoy con todo y voy por todo.

XÑ: ¿Qué recuerdas de ese 15 de enero de 2016 cuando te propusiste como candidato independiente para la presidencia de México?
PFC: Se dieron las cosas de manera inopinada. En primer lugar íbamos a dar una conferencia en Querétaro y en el camino hacia la conferencia se me ocurrió dar a conocer esto, junto con mi equipo de trabajo. Habíamos planeado que se hiciera un día específico donde hubiera medios y se transmitiera y se hicieran cosas, pero llegamos a la conferencia, nos preparamos con un teléfono que transmitió con Mentions y un iPad que transmitió con Periscope y nos lanzamos. Y ahí se viralizó. Después en la noche hice otro video en el que propuse lo que sería mi intención y de ahí hasta la fecha lo único que hemos venido haciendo es trabajar.

XÑ: Pocos saben que tienes una maestría en Matemáticas Aplicadas por el Fleming College de Lugano, Suiza. A partir de esto y volviendo al tema, ¿qué riesgos se pueden calcular en política?
PFC: La política y la matemática no se llevan mucho. La matemática es una ciencia exacta y la política es un arte; yo lo veo como el arte de la armonía. Sí hay, estoy seguro, una liga entre las dos disciplinas pero estas más que nada van en función de las consecuencias de tus acciones políticas que pueden ser cuantificables, que son medibles, que son dimensionables y que todas, los aciertos, los errores, todos ellos, conjuntamente te van dando una trayectoria que se somete a la aceptación de la ciudadanía y eso es lo que estoy tratando de hacer.

XÑ: ¿Cuál crees que puede ser tu factor de crecimiento hacia la candidatura?
PFC: La propuesta, las ideas, la construcción de soluciones en los diferentes órdenes que nos den una nueva dinámica económica en el país, que propicien justicia, que busquen educación, que se basen en la cultura de un pueblo. Un pueblo como el nuestro, como cualquiera, es un pacto ficticio; en realidad en México no existe más que un acuerdo entre los mexicanos y ese México acordado por los mexicanos ha dejado de lado a los mexicanos. Lo que pretendo hacer entonces es incorporarlos.

XÑ: ¿Cuántas incógnitas tiene la ecuación de la presidencia para el 2018?
PFC: Enormidad de incógnitas. El camino hacia allá es muy difícil, no solamente por las pretensiones de lo que vas a lograr, de lo que vas a proponer, de lo que vas a convocar, a quienes vas a conjuntar y lo que vas a inspirar, sino a quienes les vas a provocar el sentido contrario. En este camino, por cada cien amigos habrá un enemigo, pero por lo general esos enemigos serán de mucho peso y para mí son la incógnita más grande porque no sé hasta dónde sea el alcance de sus pretensiones para obstaculizarnos el camino.

XÑ: ¿Cuáles son las principales cosas que no hay que hacer para convertirse en un político? ¿Hay manera de llegar al gobierno sin serlo?
PFC: Esa es una extraordinaria reflexión; pero yo más que temer el ser político, al llegar a la presidencia, lo que quisiera proponer es revaluar el concepto de qué significa ser político. Político es aquel que se dedica a los asuntos de la polis, se dedica a los asuntos de su comunidad, de su cultura, de su identidad, de su gente. Me gustaría llegar a ser un político, pero no bajo la concepción que tenemos nosotros de los políticos en México, sino darle la vuelta al sentido y hacerle ver a la ciudadína que la política es una noble actividad.

XÑ: ¿Qué tan importante es el manejo de las redes sociales para conseguir una unión multitudinaria?
PFC: Las redes han evolucionado. Hoy no se puede concebir el mundo sin redes. Las redes son libertarias y también ostentan una etiqueta de libertinaje; pero las redes, entre las verdades y las falsedades que manejan en todo su espectro, manejan libertad. Libertad que so riesgo de ser libertinaje se convierte en el medio de comunicación más pulverizado en la historia del hombre y, por supuesto, que el manejo de las redes será un elemento nuevo en el sistema democrático mexicano que hay que conquistar; aunque el propio Donald Trump ya nos dio ejemplos de que sin conquistar a las redes, conquistó la presidencia de los Estados Unidos.

XÑ: Durante el terremoto de México en 1985 permaneciste sepultado bajo los escombros que formaban el edificio de la estación de radio en la que trabajabas, fuiste rescatado horas después, permaneciendo varios meses en recuperación… ¿Crees que resurgir de los escombros es un signo recurrente en tu vida?
PFC: Viéndolo así, yo creo que sí. Sí, literal, como dicen los muchachos, hasta de los escombros he surgido y para mí esa es una señal en mi vida. Si en ese día no morí quiero pensar, a lo mejor no es cierto, pero yo quiero pensar que me quedé en esta vida por algo y sobre todo me quedé para hacer algo. Por lo mismo, le doy muchas gracias a Dios por la oportunidad.

XÑ: Compártenos una anécdota surgida a partir de tus múltiples entrevistas con personajes y líderes de movimientos internacionales.
PFC: Luego a veces se pierde la traducción, se pierden los conceptos o no se utilizan los conceptos adecuados. En una ocasión, entrevistando a Lech Walesa, le pregunté que si un hombre tan rudimentario como él, que no tenía una educación formal, había llegado a ser líder de Polonia, cómo había hecho para sofisticar su pensamiento político. No sé cómo lo tomó o qué fue lo que le dijo la traductora, pero se levantó furioso, empezó a increparme, se fue y me dejó parado solo. Cuando vi que se fue tiré el micrófono, fui por él, le grité y le dije en español que él era un político, presidente de un país, y que no tenía por qué dar esos espectáculos, que llegara, que se sentara y que lo iba yo a entrevistar. Se lo dijo otra vez la traductora, Lech Walesa se calmó, se regresó (por cierto, traía el micrófono en el suéter, lo arrancó del aparato transmisor y después se lo volvió a poner) y acabamos la entrevista. ¡Uy!, como estos hay muchos acontecimientos que me han tocado vivir y que han formado parte de mi equipaje.

XÑ: Si pudieras elegirla, ¿qué noticia anhelarías darle a México?
PFC: Me encantaría darle la noticia de que asumo la presidencia de la república.

XÑ: Dinos tus redes sociales para poder seguirte.
PFC: Hay un espacio en Facebook que se llama Mentions en donde tengo el espacio de Pedro Ferriz de Con o Ferriz de Con y ahí estoy constantemente; tengo también otro privado, digamos como persona, que se llama Pedro Ferriz. Digamos que uno es personaje público y el otro es privado. En Twitter tengo @PedroFerriz y en Periscope también @PedroFerriz. Tengo Instagram que también es con Pedro Ferriz de Con. Y próximamente vamos a entrarle a Snapchat; bueno, de hecho ya tenemos… la verdad tengo que confesar que no le he dado seguimiento, pero estoy enfocado en tratar de completar esa comunicación para mí muy importante con la juventud.

Preguntas Xalapeñísimas

Pensando en México y sabiendo de tu elocuencia, te hacemos estas preguntas cortas y nos atenemos a tus respuestas breves…

XÑ: ¿Libro que todos los mexicanos deberían leer?
PFC: Bueno el que estoy leyendo ahorita, que estoy acabando, que es una maravilla, que se llama Sapiens y lo escribió un cuate que se llama Yuval Noah Harari. Se los recomiendo, es un libro extraordinario. La historia del hombre desde que éramos chimpancés hasta que seamos dioses. Es una maravilla.

XÑ: ¿Palabra que hemos olvidado?

PFC: Colaboracionismo. Colaborar, todo lo que derive de colaborar. No colaboro con mi con mi comunidad porque me he vuelto algo que sí se practica mucho, muy egoísta. El egoísmo ha hecho sucumbir al colaboracionismo y eso es muy malo.

XÑ: ¿Nuevos héroes para la independencia?

PFC: Los que acaben sometiendo a los villanos de México que le han robado a este país. Tenemos que llevar a cabo una cacería de políticos corruptos que han acabo con nuestro país.

XÑ: ¿Nuevos tiranos?
PFC: Los tenemos gobernando en este momento; unos están en gobierno y otros están prófugos de la justicia.

XÑ: ¿Donald o Mickey?
PFC: Sin duda, Mickey Mouse; Donald Trump se me atraganta.

XÑ: ¿Pan o tortilla?
PFC: Sin duda, tortilla. El pan no solamente me engorda sino que muchas veces, cuando voy por él, ya le salieron hongos, como es en este momento.

XÑ: ¿Derecha o izquierda?
PFC: Derecha.

XÑ: ¿Presidente o Don Pedro?
PFC: Presidente.

Comparte este artículo

Más de XÑ