JOSÉ PABLO MINOR

Es noviembre y Xalapeñísima presenta en su portada al galán José Pablo Minor, actor nacido en la Ciudad de México, quien se inició en el mundo del modelaje a los trece años en Cancún y también cursó la carrera de Piloto Aviador.

En 2014 obtuvo el segundo lugar en el certamen El Modelo México, versión masculina del concurso Nuestra Belleza México, y ese mismo año representó a nuestro país en el certamen mundial de belleza masculina Mister Mundo llevado a cabo en Torbay, Inglaterra, obteniendo el tercer lugar.
En 2010 ingresó al Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa. En 2011 tuvo su primera participación en la televisión con Mis XV de la mano de Pedro Damián, con el personaje del Príncipe Antonio. Posteriormente, tuvo participaciones especiales en Gossip Girl Acapulco y en la serie Extraordinarios. De ahí en adelante también vendrían éxitos teatrales y nuevos aciertos en telenovelas de los cuales hablaremos con este talentoso actor…

XÑ: José Pablo, defínete como persona y como actor a partir de las cosas que no se saben tanto de ti.
JPM: Soy una persona amante de la naturaleza y ese amor afortunadamente me ha dado la consciencia de saber respetar a todo ser vivo. Eso me hace ser una mejor persona y, a la vez, no me hace juzgar a los demás; al contrario, trato de entender y comprender los comportamientos o el por qué de algunas acciones. Eso es un ganar-ganar porque además de que disfruto mucho vivir de esa manera ese estilo de vida también me ha llevado a conocer lugares y gente increíble, gente muy humana y muy centrada, y definitivamente es lo que busco en la vida.

XÑ: ¿Qué le debe tu carrera de actor a tu trayectoria como modelo?
JPM: Con todo y que sean profesiones muy distintas, de pronto pueden llegar a ir de la mano debido a la presencia de las cámaras y a tratar de aparentar o de ser una persona natural. Creo que fue una buena preparación inconsciente, que yo no tenía idea que ese iba a ser el camino, sobre todo para poder desenvolverme y tener más seguridad al tener a personas viéndome o a cámaras.

XÑ: ¿Cómo has vivido los personajes que has hecho en telenovelas?
JPM: Afortunadamente, creo, he tenido la posibilidad de hacer personajes que me interesan, en proyectos que me gustan. Quizá así va el camino y quizá un actor cada vez tiene esta posibilidad de elegir más los proyectos. Algo que tengo muy claro es que para nada busco el protagónico; al contrario, en realidad yo buscaría hacerlo si el papel y la historia me interesan, pero sobre todo si se le da el respeto al proyecto de poder tener talleres y lecturas porque sí creo que muchas veces es algo que falta: preparación, trabajo en equipo, tratar de todos estar en un mismo idioma para juntos, como un equipo, crear una historia.

XÑ: ¿En qué basas el crecimiento que has tenido en proyectos como Muchacha italiana viene a casarse y Pasión y poder?
JPM: He aprendido a disfrutar y a amar lo que hago y a quitar tensiones. He agradecido muchísimo porque han sido personajes que me han forzado, que he tratado de llevar por diferentes rumbos. Siempre va a haber algo que trabajar y también es importantísimo tener el hambre de crecer, seguir aprendiendo y ser mejor. Pero sí, definitivamente, experiencia, saber protegerme de las cámaras, saber usar el apuntador cuando lo requieren, saber escuchar al compañero y, sobre todo, reconocer que esto es un trabajo en equipo y que es algo que muchas veces no se toma en cuenta o no se ve, pero yo no soy nada sin el que me ilumina, sin el que limpia el foro… creo que entre los actores más claro tengamos eso, mucho mejor vamos a trabajar.

XÑ: ¿Qué pueden esperar de ti los televidentes en Mi marido tiene familia?
JPM: La verdad es un trabajo bien bonito. He sido muy afortunado porque le he agarrado muchísimo cariño a ese personaje y lo he tratado de preparar y hacer con toda mi alma y con mucho amor. Están viendo a un chavo un poco loco llamado Gabriel Musi, quien tiene obsesión por llevar a las demás personas a lugares un poco incómodos o a darles algún estímulo para que reaccionen de alguna manera diferente porque él busca realidad. Es hijo de Augusto Musi, la persona más adinerada de Oaxaca; por eso, siempre ha tenido este gran peso encima de que es “el hijo de” y que solamente trabaja en las empresas de papá, pero es algo que quiere quitarse. Encuentra el amor en esta historia, totalmente inesperado, pero muy real; se enamora profundamente y esto lo lleva a cambiar, a por fin rebelarse y a seguir sus creencias y sueños. Es un proyecto que recomiendo mucho porque también tiene muchos buenos mensajes y creo que eso hace falta en la televisión mexicana; es un proyecto blanco, ligero y hecho con mucho amor.

XÑ: ¿Qué otros proyectos tienes en puerta?
JPM: Terminando Mi marido tiene familia, a mediados de octubre, me quisiera dar un tiempo para volver a realizar un viaje. Me gustaría irme a la India y combinar lo que pude hacer en Asia que es voluntariado, pero también conocer el lugar y hacer algunos proyectos de fotografía que es una gran pasión que tengo. Necesito eso para estar bien y seguir creciendo, creando y conociendo. También hay propuesta de teatro para el principio del siguiente año, lo cual me tiene muy contento porque quiero hacerlo y además es un gran texto. Y se rumora por ahí que podría haber un seguimiento de la historia de Mi marido tiene familia; entonces a esperar y a ver porque podría ser una gran idea ya que es una historia y un personaje de los cuales estoy profundamente enamorado.

XÑ: Danos tus redes sociales para que nuestros lectores estén al tanto de tu carrera.
JPM: Instagram: @jp_minor; Tiwtter: @jpminor; Facebook: José Pablo Minor. Muchas gracias por acompañarme, por seguirme. Creo que Instagram es la que más uso para poner noticias o fotos.

Preguntas xalapeñísimas

XÑ: ¿Alguna vez te has sentido Sin rastro de ti?
JPM: Sí definitivo y creo que es lo peor que uno puede hacerse a sí mismo: perderse; traten de nunca hacerlo y nunca poner a alguien por delante de uno mismo.

XÑ: ¿Qué prefieres: pasión o poder?
JPM: Definitivamente pasión porque la pasión me da poder.

XÑ: ¿Qué tan cerca estás de ser un muchacho mexicano que viene a casarse?
JPM: Algo retirado la verdad… digo, yo no sé lo que vaya a pasar en un mes, pero no lo veo muy cercano porque tengo otros planes: trabajar mucho, aprender a tocar un instrumento, seguir viajando y seguir creciendo como persona. Ya en un futuro esperemos a ver si algo llega y si sí seré muy feliz o intentaré.

XÑ: ¿Qué se te hace lo más pobre que puede tener alguien muy rico y lo más valioso que puede tener alguien muy pobre?
JPM: Lo más pobre que puede tener alguien muy rico es el dinero, sí, definitivo, la cuestión material. Y lo más valioso que puede tener alguien muy pobre es la sensibilidad y el respeto.

XÑ: ¿Cuál ha sido la tempestad más grande en tu vida?
JPM: Una que sí me marcó fue cuando era chico. Vivía en Cancún. Siempre me han gustado los reptiles y tenía una iguana verde que se llamaba Pánfila. Ya había logrado tenerla siempre conmigo, en mi hombro, no se iba. Por quererla tener en un espacio más grande empecé a poner troncos en mi cuarto, la tuve ahí y cerraba la puerta para que no entrara mi gato. Un día fui al cine, regresé, la puerta estaba un poco abierta, no sé qué pasó o cómo se abrió o si la dejé así, pero entré y me encontré a mi iguana verde decapitada y sí fue un shock muy grande, yo tenía como doce o trece años.

XÑ: ¿Cómo te describirías en tus XV?
JPM: ¡Uy, ya llovió! La verdad nunca he sido mucho de fiesta… En ese momento tenía mi primera novia, contento y experimentando mucho de la vida. Seguro fui a comer con mis papás, que es lo que siempre hago en mis cumpleaños, cuando tengo la posibilidad. Me describiría con los pelos chinos, bastante esponjados y con una moda bastante terrible quizá.

XÑ: ¿Cómo describes tu propia zona trendy?
JPM: Definitivamente es un lugar que tenga luz tenue, muy cómodo, a lo mejor con una alfombra, plantas, bocinas. La verdad es que soy mucho de espacios relajados, tranquilos y teniendo eso y a mis gatos creo que es mi zona trendy.

XÑ: ¿Qué eso que siempre está de moda en tu vida?
JPM: El color verde, las plantas, la fotografía y los gatos.

Comparte este artículo

Más de XÑ