DANIELA MAGÚN Y FEDERICA QUIJANO

Xalapeñísima en mayo es musical, pero también maternal con un par de talentosas mujeres: Daniela Magún y Federica Quijano, quienes además de estar cosechando éxitos en conciertos multitudinarios como integrantes del grupo Kabah han abierto un espacio en sus vidas para experimentar una de las emociones y compromisos más grandes y satisfactorios que puede dar la vida: la maternidad.

Daniela ha declarado que convertirse en mamá es una labor de veinticuatro horas, que la mantiene como una mujer realizada por intenso que resulte este reto que “hasta que no lo vives no sabes de qué se trata”. Sus hijos Liam y Julián conviven con los de Federica, madre de Sebastián y María, quienes llegaron a su vida por la vía del amor y la convicción, dos condiciones que son indispensables para la adopción. Federica ha comentado que tener un hijo con autismo es una prueba muy difícil, un proceso complicado; no obstante, se ha mantenido proactiva ante esta condición de vida de su hijo. Esto nos revela a alguien que no solo en los escenarios mueve y conmueve corazones a la acción.

XÑ: Daniela, ¿qué has ganado como cantante siendo mamá y qué has ganado como mamá siendo cantante?
DM: Como mamá gano siempre, teniendo a mis dos hijos a mi lado y a las dos hijas de mi esposo. No hay un amor más sincero, lindo y puro que ese. Ver sus caras sonrientes me hace feliz, tener fuerza y ganas de salir adelante. La mejor recompensa del mundo es ser mamá. ¿Qué gano como mamá siendo cantante? Poderlo disfrutar junto con mi familia, tener la suerte de que me vean en el escenario. Tenerlos cerca me hace querer ser una mejor persona y profesionista.

XÑ: Federica, ¿cómo recuerdas el momento donde decidiste adoptar?
FQ: Nunca me cuestioné, ni le di tanta importancia. Tengo familia que viene por adopción así que para nosotros fue bastante común pasar ese proceso. Lo más importante fue que quería ser mamá y después de seis operaciones por endometriosis no pude; mataron mi parte física, pero no mi fe. Adoptar y ser mamá fue la mejor noticia del planeta.

XÑ: Daniela, no siempre la calle es tan mágica como la de las sirenas, ¿en ocasiones temes por cómo será la vida de tus hijos con la inseguridad?
DM: Como mamá una se preocupa por sus hijos, en cualquier circunstancia, en cualquier lugar del mundo. En cuanto te vuelves mamá el corazón se sale de tu cuerpo y vive latiendo en el de tus hijos. La preocupación vive siempre.

XÑ: Federica, ¿qué valores tratas de inculcarles a tus hijos?
FQ: Que luchen por lo que quieren, no importa qué es lo que les guste hacer; que siempre den lo mejor de ellos. Que disfruten la vida, cada momento; que no le tengan miedo. Que siempre sean buenas personas, que tengan un lindo corazón, que respeten a la naturaleza, a los animales, al ser humano. Que traten de evitar cualquier pensamiento negativo. Que nunca dejen de soñar porque cuando lo decretas se hace realidad. Que sean felices, libres y que amen siempre a quien tienen al lado, al animal, al bichito, a la araña, a la plantita. Que se amen ellos mismos con todos sus defectos, preocupaciones, virtudes, porque por simplemente existir eso ya los hace hermosos, maravillosos y especiales.

XÑ: Pregunta para ambas… ¿cómo reaccionan sus hijos ante su carrera como cantantes, las giras, las canciones?
DM: Es chistoso porque se divierten, les gusta ir a los conciertos; por otro lado, todavía no comprenden el concepto de que su mamá a esto se dedica, creo que hasta cierto punto piensan que es un juego. El concepto de ser famoso es muy vago y efímero, creo que los niños así lo viven; pero a mí me encanta disfrutar estapa etapa con ellos y espero que de grandes se acuerden de todos estos momentos.
FQ: Mi hijo reaccionó de una manera muy simpática porque primero se agobió, luego no entendió y después cantó; pero compartir con María esta gira ha sido lo mejor que me ha pasado porque al principio no sabía por qué me pedían fotos y autógrafos en la calle, ahora que me acompaña a las giras, a los viajes, se sube al escenario y entiende esa parte. Creo que se siente muy orgullosa de saber quién es su mamá y esto es lo que más me importa en la vida: que mis hijos siempre se sientan orgullosos de lo que hizo y lo que está haciendo su mamá.

XÑ: Daniela, ¿qué tan importante ha sido el apoyo de tu pareja para poder seguir adelante como mamá cantante?
DM: Sin el apoyo de mi pareja esto no podría ser, definitivamente. El que me apoye personal y emocionalmente y, sobre todo, con los niños, en el hogar… su apoyo ha sido incondicional y es la única manera en la que las mujeres realmente podemos sentirnos realizadas: cuando tenemos el apoyo así de nuestra pareja.

XÑ: Federica, ¿qué estás haciendo actualmente para compartir tu experiencia acerca de los Trastornos del Espectro Autista y con qué fin?

FQ: Siempre he estado en diferentes fundaciones y muy atenta a casas hogares de animales, pero nunca tomas tan en serio las cosas hasta que tienes a alguien con alguna discapacidad o algún asunto importante en tu casa. En mi caso es mi hijo y todo lo que me guía para luchar es por él, por darle una mejor vida, para que el día que yo falte esté protegido y bien cuidado. Actualmente estoy en la Fundación Imagina; estamos trabajando para hacer una residencia en donde niños con síntomas como el de mi hijo que se vuelven un poco más agresivos y que a veces las familias los tienen guardados, amarrados, encadenados y los esconden, tengan una opción más en donde puedan dejar a sus hijos y los preparen para ser autosuficientes y conviertan su violencia en algo positivo. Tengo fe en que lo voy a lograr por mi hijo y por todas las demás personas que como yo en algún momento se sintieron solos en la vida. Soy muy terca, luchona y decreto que se va a hacer.

XÑ: Federica, ¿cómo podemos cambiar nuestra percepción sobre el autismo?
FQ: Sabiendo que no es una enfermedad, es un trastorno del espectro autista. La gente, el gobierno, las escuelas, las empresas, los restaurantes, deben ser más incluyentes. Falta mucha información, si tuviéramos un poco de ella habría muchos niños ya con una explicación o diagnóstico; a veces se los dan hasta que ya están muy grandes y ya no hay mucho qué hacer. Algunas escuelas y empresas privadas ya empiezan a abrirse y a ser incluyentes, pero falta mucha información. No hay que desahuciar a nuestros hijos; no es un cáncer, no se mueren de eso, pero creo que yo perdí a mi hijo y una parte de él sí se murió porque la persona que está ahí ya no es el niño que yo conocí. Pasar por ese proceso es muy doloroso, es una pérdida ambigua y duele igual que a una persona que haya perdido a un ser querido.

XÑ: Daniela y Federica, cuéntennos sus planes con Kabah para este 2017.
DM: Personalmente, terminó la primera temporada de mi programa Mi estilo, tu estilo; espero muy pronto empezar a grabar la segunda. Con Kabah estamos a full con la gira Únete a la fiesta que compartimos con Magneto, Mercurio, Sentidos Opuestos y Moenia. El tres de junio tenemos nuestro quinto concierto en el Auditorio Nacional y ese mismo día es el aniversario de Kabah; cumplimos veinticinco años de carrera. Por esto, Kabah solo dará conciertos este año y tendrá el lanzamiento de una canción inédita, la primera en casi quince años. Se llama “Por siempre” y tuve la suerte de que la produjera mi esposo Jack Chernitsky.
FQ: Cumplir veinticinco años con Kabah para mí era impensable porque cuando nos separamos pensé que iba a ser para siempre. Me llena de orgullo cumplir veinticinco años al lado de personas que amo, mis hermanos, con los que he compartido millones de cosas, con los que me tocó crecer, llorar, aprender a ser abogada, administradora, psicóloga, relacionista pública… estar lejos de tu familia y que nos tocaran navidades y muchas celebraciones solo nosotros seis hizo que nos juntáramos mucho, nos hicimos una familia. Celebrar veinticinco años de tener a tu familia junta es un honor y merece toda la celebración del mundo; eso queremos darle a Kabah: el lugar y el respeto que se merece.

Preguntas Xalapeñísimas

XÑ: Daniela, ¿cuándo en la vida fue que definitivamente dijiste encontré el amor?
DM: Cuando me topé con mi vecino de puerta con puerta hace doce años y me pidió que me casara con él; tuvimos dos hijos y es el amor de mi vida.

XÑ: Federica, ¿se puede crear para los hijos una calle de las sirenas?
FQ: Definitivamente sí… me encantaría que mis hijos siempre vivieran rodeados de imaginación.

XÑ: Daniela, al pasar los recuerdos, ¿con qué te quedas de la historia de Kabah?
DM: Cada etapa ha sido única, especial y mágica. Me encanta recordar la inocencia del principio, esa ilusión y ganas de comernos al mundo; también me quedaría con esta etapa madura, tranquila, con los pies en la tierra, sin tanto miedo a las cosas; pero definitivamente me quedaría con todos los viajes que hemos hecho.

XÑ: Federica, ¿a quién le dices estaré de manera incondicional?
FQ: A mi familia siempre, siempre; primero mi familia.

XÑ: Daniela, ¿con los hijos la disciplina es amor por amor?
DM: Es difícil disciplinar a los niños porque los tratas de agradar en todos los aspectos, de consentir, de verlos felices; pero tiene que haber una línea, es muy delgada y cuando uno se pasa a veces no les marcas límites o no los dejas ser independientes, tomar sus propias decisiones. Es una batalla con la que todas las madres combatimos todos los días.

XÑ: Federica, ¿le has dicho a alguien “me has roto el corazón”?
FQ: Sí, millones de veces.

XÑ: Daniela, ¿hoy día qué te encanta de la vida que va?
DM: No puedo estar más que agradecida por tener a la familia que tengo; los tengo a todos cerca con salud. Disfruto mucho mi carrera, la gozo, también a la gente que me sigue. Me encanta echar a volar mi imaginación, tener la oportunidad de viajar, de llegar a tantos corazones, de hacer lo que amo.

XÑ: Federica, ¿qué es eso que todos los días te dice vive?
FQ: Mi familia, mis hijos, son los que todos los días me impulsan a dar lo mejor, a crecer como ser humano.

Comparte este artículo

Más de XÑ