CARMEN AUB

Octubre es un mes de luminarias, de astros y cuerpos celestes que iluminan el firmamento del espectáculo. Por esa razón, Carmen Aub llena nuestra portada de aniversario con su belleza y su ascendente carrera.

Nacida el 24 de octubre de 1989, Carmen es hija del periodista Max Aub y Luisa Fernanda Romero. Su carrera en televisión comenzó a los nueve años de edad, siendo reportera para un programa infantil llamado ECOLE de Televisa. Al año siguiente se integró al elenco de Plaza Sésamo.
Después de haber vivido en varias ciudades de México, a los doce años se mudó junto con su familia a Estados Unidos. Durante sus ocho años en Miami estudió actuación, canto y danza. Además, incursionó en varias producciones de Telemundo como Decisiones y Médico de familia como actriz de soporte.
Su primer trabajo en telenovelas fue en 2010 con la producción ¿Dónde está Elisa?, interpretando a Flor Cáceres. Una semana después de haber concluido estas grabaciones partió hacia Bogotá, Colombia, para trabajar en su debut protagónico en la telenovela Niñas mal, al lado de Isabel Burr, Jéssica Sanjuán, Patricia Bermúdez, María Teresa Barreto y Ana María Aguilera; estrenada por MTV Latinoamérica.
En 2011 participó en la telenovela mexicana Esperanza del corazón al lado de Lucía Méndez, Bianca Marroquín y Marisol del Olmo. Para 2013 interpretó a Nina Piamonte en Pasión prohibida.
Después de tomar cursos actorales tanto en Los Ángeles como en la Ciudad de México para superarse como actriz, Carmen actualmente ha estado al aire interpretando a Rutila Casillas, la hija del narcotraficante mexicano conocido como “El señor de los cielos”, en su segunda, tercera, cuarta y quinta temporada; siendo este el proyecto más esperado en la cadena Telemundo y uno de los proyectos más importantes en la carrera de Carmen.
A la par de la serie ha continuado haciendo cine con Escuela para seductores, una comedia y ópera prima de la directora y actriz Giovanna Zacarías donde comparte créditos con Andrés Palacios. Además de hacer cine independiente en filmes como Más allá de la herencia, siendo esta su segunda película con el director Alejandro Gonzáles Padilla y volviendo a compartir créditos con Fernanda Castillo en la cinta Una mujer sin filtro.

XÑ: Carmen, platínanos, ¿has estado en Xalapa?
CA: Sí, tengo la fortuna de conocer la ciudad y me gusta mucho.

XÑ: ¿Qué sabes de nuestra ciudad?
CA: Tiene unos paisajes hermosos.

XÑ: ¿Cuál ha sido la clave para el despegue de tu carrera?
CA: Me tomó mucho tiempo, ha sido un sueño que tengo desde que soy una niña. Me tuve que preparar, conseguir manager, hacer personajes pequeños, ir aprendiendo. Yo creo que siempre fue el creer en mí, prepararme, tener la mejor actitud, poner mi corazón y la pasión que quería hasta en los personajes chiquitos que me tocaron y moverme, nunca esperar a que llegaran las cosas.

XÑ: ¿Cuánto hay de inspiración y cuánto de transpiración en cada uno de tus personajes?
CA: Cada personaje uno tiene que estudiarlo; por ejemplo, en mi primer personaje que era una niña emocional, que se cortaba, tuve que hacer mi research de por qué lo hacen, qué es lo que sienten, sus comportamientos, lo que piensan, lo que quieren al hacer esto. Es desde el trabajo del research hasta ir viendo hacia dónde va la historia del personaje para saber hacia dónde llevarlo; hablar con el director, con el escritor, para saber qué es lo que esperan. Cada personaje que uno va creando es todo un mundo que vas tratando de marcar; vas creando una biografía, incluso a veces me gusta inventar memorias como “tal vez con su mamá una vez hizo esto…”.

XÑ: ¿Qué tanto señala, denuncia, profundiza o promueve la cultura del narco una serie como El señor de los cielos?
CA: Nosotros entretenemos a las personas. Sí que mal que la ficción es alentada por la realidad, pero eso se ve desde los tiempos de “Scarface”, incluso ahorita también en el negocio gringo con series con narcos. Es algo que está de moda y si se parece a la realidad pues que mal que sea ese el mundo en el que vivimos. También lo puedes ver en otro tipo de historias: una de Hollywood sobre alguna una niña que es abusada; te puede pasar con cualquier tema.

XÑ: En el ámbito más personal, ¿cómo ves el tema de los derechos de las mujeres y la protección ante actos de violencia en nuestro país?
CA: Se me hace muy triste que todavía en el 2017 estemos luchando por esto. También creo que la competencia más grande de las mujeres somos nosotras mismas. Desafortunadamente en vez de unirnos para acabar con este problema, siempre que vemos a una mujer es para restarle y no para sumarle. El cambio está en nosotras. En cuanto a violencia se me hace muy triste que todavía México esté en esta situación donde los hombres creen que pueden golpear a una mujer para sentirse hombres, incluso ni siquiera golpear, la violencia psicológica es muy fuerte porque tienen todavía este chip del macho mexicano. Poco a poco seguirá cambiando y tendrá que cambiar por completo porque las mujeres sí estamos levantando la voz y no nos estamos dejando, pero todavía a veces gana el corazón, confundimos el amor no sé si con obsesión o cuál sería la palabra correcta. Esperemos que también cambie esto: el valorarnos a nosotras mismas; porque también por ahí está el cambio, el decir “no me voy a dejar más”.

XÑ: ¿Qué le pondrías a las telenovelas mexicanas de eso que hace exitosas a las que se realizan en Estados Unidos y viceversa?
CA: Ahorita la televisión está cambiando muchísimo para bien. No nada más en cuanto a guion está siendo mucho mejor que antes. Hay actores increíbles, visualmente ya es otra cosa, los foros y las cámaras son distintos, eso siempre es un plus. Creo que la diferencia es que en Estados Unidos narran todo más rápido y entonces todo tiene mucho más ritmo. En la cultura hispana todavía está la costumbre de me siento de lunes a viernes, a las siete de la noche, a prender un canal, a ver algo y, como se necesitan más capítulos, hace que se pierda un poco el ritmo, pero si lo ves como tu momento familiar, para convivir, también está padre. Lo bueno es que hay para todos los gustos y eso es lo interesante.

XÑ: Platícanos de la experiencia de hacer cine independiente, ¿qué te hace sentir?
CA: Es lo mismo, el cine independiente y el comercial tienen su onda. Cuando uno escoge proyectos tienen que ser aquellos que lo llenen, que uno pueda defender así le vaya mal o así a la gente no le guste. Si lo hice es porque a mí me gustó, a mí me llenó y significó algo. Siempre hacer las cosas donde hay más dinero de por medio es mucho más cómodo, pero cuando uno hace lo que quiere, con esta pasión, no te importa en qué condiciones estás. Cuando crees en el proyecto y estás pasándola bien uno se avienta y a veces son las mejores historias porque como no son comerciales se van a temas más profundos o diferentes a los que por lo general se tocan.

XÑ: Cuéntanos un poco de tus planes para el cada vez más cercano 2108.
CA: Ya está confirmada la sexta temporada de El señor de los cielos, voy a estar trabajando en eso. El próximo año estreno la película Una mujer sin filtro que protagoniza Fernanda Castillo. El primer semestre del próximo año estaré ocupada en esas dos cosas y ya después iré viendo qué más me prepara el año. Me gusta mucho vivir en el aquí y en el ahora.

XÑ: Diños tu redes sociales para estar en contacto contigo.
CA: Twitter e Instagram: @carmenaub

Preguntas xalapeñísimas

XÑ: No sabemos dónde está Elisa, pero queremos saber dónde está Carmen ahora como mujer.
CA: Está muy enfocada en su trabajo, en el vivir en el aquí y en el ahora, y haciendo la mejor versión de sí misma cada día.

XÑ: ¿Qué te cae bien de las niñas mal?
CA: Que son niñas auténticas, que no les importa ser juzgadas. Creo que es lo que falta un poco en el mundo: que dejemos lo que la sociedad dice atrás y hacer lo que realmente nos nace, mientras no nos haga malas personas.

XÑ: ¿Te gustan los hombres con filtro o sin filtro?
CA: Me gusta la gente sin filtro, si se puede intermedio mejor, pero si tengo que escoger el extremo pues sin filtro.

XÑ: Si pusieras una escuela para seductores, ¿qué sería lo primero que les enseñarías a los alumnos?
CA: A sonreír y a ser ellos mismos.

XÑ: ¿En quién tienes puesta la esperanza del corazón?
CA: En el mundo, tengo esperanza en el mundo.

XÑ: Confiésanos una pasión prohibida o permitida que tengas.
CA: Ahorita no tengo una pasión prohibida, más bien es permitida, y es mi novio.

XÑ: ¿Qué le pides diariamente al señor que está en los cielos?
CA: Por el mundo, que sigamos yendo para arriba. Todavía tengo esperanza de que vamos a cambiar el mundo para bien.

Comparte este artículo

Más de XÑ