SAMUEL IAN TAPIA DELGADO

En julio abrimos nuestras páginas a la imaginación y la iniciativa de un joven que tiene muchas letras por delante; hablamos de Samuel Ian Tapia Delgado, quien a sus escasos 17 años cursa el sexto semestre de bachillerato en el COBAEV y ha participado en el programa de promoción de la lectura de la Universidad Veracruzana, conocido como “El martes de lectores y lecturas”, y como conductor para Tele UV durante la FILU 2018.

XÑ: Samuel, platícanos de tus inicios en el universo de las ideas que desembocaron en la escritura…
SITD: La primera vez que tuve relación con la escritura como un oficio fue en 2014 cuando participé en “Los niños leen y también escriben”, presentando un cuento titulado Instrucciones para estornudar como tú quieras. Posteriormente, en 2017 presenté mi blog de internet, Bicho de letras, donde publico por gusto historias de mi autoría, en busca de que algún día sean impresas en libros, revistas o periódicos, debido a que busco tener la formalidad y respaldo de alguna editorial o institución seria y reconocida que se dedique a las letras.

XÑ: Ahondando en el asunto del blog, ¿cómo está conformado?
SITD: El contenido del blog está conformado por historias cortas de distintos temas y dos novelas, en entregas por capítulo, que aún no finalizan. Mi género preferido es el suspenso. Y se encuentra en bichodeletrassamu.blogspot.com.

XÑ: ¿Qué es lo que más te gusta de escribir?
SITD: Escribir me gusta porque me llena de satisfacción enterarme de las reacciones de las personas al leer mis historias. Al principio escribía solo para mí, ya que me apenaba saber lo que las demás personas opinaban de mis ideas, además del miedo a ser juzgado, de lo cual no me salvo, pues algunas personas no están del todo de acuerdo con los temas que trato en cada relato, o simplemente no les interesan y opinan que son demasiado obscuros para alguien de mi edad. Sin embargo, un día me di cuenta que hiciera lo que hiciera debía perder ese temor pues al final no puedo controlar lo que los demás opinen sobre mí, pero el hecho de que alguien lea mis obras le da vida a mis relatos.

XÑ: Como lector, ¿cómo te defines?
SITD: Soy un ávido lector y, por eso, pienso que es mejor leer una obra en papel ya que se disfruta más que cuando se mira a través de una pantalla pues pierde cierto valor físico que le otorga la impresión. En una pantalla no se puede sentir la suave textura de las hojas de un libro o el relieve de las letras, no tiene ese aroma a tinta y no hay la preocupación de que se pueda calentar o descargarse, así como el esperar a que se encienda. Un libro solo necesita ser abierto para encontrar la página donde se quedó ese separador que se dejó con la misión de hacer más fácil la búsqueda de una frase; tampoco puedo dejar de lado el hecho de que el leer en una pantalla le hace más daño a mi vista. Comencé leyendo cómics cuando estaba en la primaria, tanto que en aquel entonces hacía pequeñas historietas ilustradas. Me gusta ilustrar, pero mi verdadera pasión son las letras y pronto los cómics se quedaron con historias muy cortas que ya no lograban satisfacer esa necesidad de más. Fue cuando me aventuré a los libros, donde encontré tramas demasiado extensas que me ofrecían la posibilidad de investigar más a fondo sobre los lugares, los objetos de mis descripciones, la personalidad de personajes, explicaciones científicas, música, etcétera.

XÑ: Por último, dinos qué otras actividades disfrutas como adolescente…
SITD: También me gustan las cosas de las personas de mi generación: chatear, ver series, películas, navegar en internet o redes sociales, escuchar música, salir con mis amigos, asistir a conciertos, dormir, jugar videojuegos, hablar por teléfono, ver videos, comer tacos y platicar sobre cualquier tema que se presente.

Comparte este artículo

Más de XÑ