LETICIA CASILLAS

Siempre será grato reconocer la trayectoria de mujeres que han sido impecables en su quehacer y se han mantenido de una pieza en su compromiso y vocación, así como en el gusto de las audiencias debido a su preparación, entrega y profesionalismo. Y en esta ocasión XÑ se viste de gala para entrevistar a una entrevistadora por excelencia; nos referimos a Leticia Casillas Cruz, una mujer imprescindible de la pantalla veracruzana.

XÑ: ¿Cómo fueron tus inicios en los medios?
LC: En realidad mi vida siempre ha estado ligada a los medios de comunicación porque fueron la pasión de mi papá, quien incursionó en la radio, tele y prensa. Empecé siendo una niña en la Legión Infantil de Madrugadores, programa radiofónico que mi padre produjo y dirigió 32 años. Más tarde, ya licenciada, hice noticieros radiofónicos y posteriormente pasé a la tele en el Canal 4+ donde hice mis pininos en el programa Veracruz Agropecuario y encabecé la barra matutina y dominical con diferentes producciones. En Radio Televisión de Veracruz he hecho de todo, inclusive noticias, y desde hace diez años entrevisto personajes destacados en el programa Perfiles que también produzco. En prensa escrita me inicié hace quince años como directora de un periódico. Siempre me ha gustado escribir e inmersa en la redacción empecé a publicar una columna de opinión llamada Palabra de Mujer y decenas de entrevistas de políticos, empresarios y artistas en periódicos y revistas.

XÑ: Haz abarcado radio, televisión y prensa, ¿cuál te sienta mejor?
LC: ¡Todos! Aunque suene chistoso me considero una mujer de medios… ¡de comunicación! Me encanta entrevistar, escribir, pero haciendo obligadamente un balance me gusta muchísimo la radio que, por cierto, recién retomé con un especial que me dieron la oportunidad de hacer en Radiomás con motivo de las fiestas patrias, se llama México y su música por dentro y estuve feliz de regresar a mis orígenes.

XÑ: ¿Quiénes consideras que han sido tus mejores maestros?
LC: Hay dos o tres periodistas que me apantallan y me gustan, pero ninguno tanto como la italiana Oriana Falacci cuyo trabajo me deslumbró desde que era yo muy joven. Su agudeza, su inteligencia, la profundidad de sus preguntas, su objetividad, me han hecho admirarla. De hecho releo su libro Entrevista con la Historia cada vez que puedo. En cuanto a cuestiones más técnicas, creo que el taller de entrevista y periodismo que hice en el periódico El País, en Madrid, fue un gran aprendizaje para mí. Sin embargo, creo que el oficio que se hace en el día a día es invaluable y es lo que te va conformando profesionalmente.

XÑ: ¿Qué se debe tener como comunicadora para ser capaz de encabezar programas de varios géneros como tú lo has hecho?
LC: Creo que hay dos cosas fundamentales: en general, estar enterada, actualizada, saber lo que está pasando; y una cierta cultura general que solo se obtiene leyendo. Desde luego que no se puede saber todo, pero siempre se debe estar abierto al aprendizaje, a la investigación. Y en ese sentido soy muy inquieta, he tomado talleres, diplomados, cursos, seminarios, de todo lo que te imagines.

XÑ: Cuéntanos una anécdota de aprendizaje que hayas tenido al entrevistar a algún personaje.
LC: Cada personaje, cada entrevista, cada acontecimiento, te deja algo. Creo que en eso estriba mi gusto por los medios. He entrevistado para todos los medios y me he conmovido, estremecido, carcajeado, asombrado, entristecido, tanto con personajes destacadísimos como José Luis Cuevas, Luis Herrera de La Fuente, Guadalupe Loaeza, Alex Lora, Lanfranco Marcelletti, y muchos más, como con personajes mucho más cercanos, más de nuestra cotidianeidad, y puedo garantizar, sin temor a equivocarme, que absolutamente todas las personas tienen algo importante que decir y de todos se puede aprender.

XÑ: ¿Cómo observas hoy por hoy el periodismo en Veracruz y en México?
LC: El periodismo para mí es una pasión, pero en este momento México y especialmente Veracruz es el peor lugar para ejercerlo.

Comparte este artículo

Más de XÑ