ARTURO CARAZA OROZCO

Arturo Caraza Orozco es un músico xalapeño excepcional con una trayectoria consistente. Inició su carrera musical en 1998 al integrarse a la banda de música de la Escuela Secundaria Técnica #3 donde tuvo su primer contacto con el saxofón para posteriormente, en el año 2001, ingresar a la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana donde estudió bajo la tutela del maestro Franco Bonzagni durante 5 años.

XÑ: Arturo, ¿cómo nace tu relación con el jazz?
ACO: Comenzó cuando tenía 12 años. Un amigo de mi papá me regaló un disco de un grupo de saxofonistas que tocaba la música de Charlie Parker; cuando lo escuchaba no entendía pero me gustaba. Años después comencé a estudiar saxofón; poco a poco le dedicaba más tiempo y decidí entrar a la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana. Cuando cursaba el último año del bachillerato entré a un programa de intercambio con el Club Rotario lo que fue decisivo en mi relacion con el jazz ya que la escuela de Estados Unidos a la que fui tenía un grupo de jazz y una big band en la que participé y desde el primer ensayo que tuve supe que era lo que quería hacer profesionalmente.

XÑ: ¿Qué encuentras en este género?, ¿qué te da como músico y como persona?
ACO: Es muy difícil responder la primer pregunta ya que en el transcurso del estudio se van descubriendo cosas nuevas pero siempre que toco siento libertad. Una de las cosas que más me gusta es que me ayuda a utilizar mi imaginacion, es imposible aburrirse, es toda una aventura no saber qué va a pasar cuando tocas. Me ha ayudado a entender los elementos de la música, a escucharlos, entenderlos y combinarlos para crear nuevas melodías y ser libre a través de la música. Personalmente creo que me ha cambiado la manera de ver las cosas, a tratar de seguir aprendiendo, a experimentar, probar, equivocarse, a siempre seguir en la búsqueda y una constante evolución.

XÑ: ¿Cómo se da tu partida a Puerto Rico para seguirte preparando y cuál fue tu experiencia allá?
ACO: Después del año de intercambio mi mente cambió. Continué estudiando saxofón en la Universidad Veracruzana pero siempre buscando la posibilidad de estudiar jazz. Durante el verano de ese año un amigo saxofonista me mencionó el Conservatorio de Música de Puerto Rico, vi los requerimientos y busqué los medios para ir; afortunadamente gané una beca que me permitió costearme parte de la colegiatura y la vida allá. Este periodo fue trascendental en mi vida pues me dejó lleno de experiencias que me hicieron crecer como persona y músico; me permitió conocer a mucha gente que ahora es un gran ejemplo para mí, además de aprender de una cultura tan rica como la puertorriqueña.

XÑ: ¿Cuáles son algunos de tus logros personales más importantes como ejecutante?
ACO: Han sido varios. Presentarme en diferentes festivales nacionales e internacionales para mí siempre será muy importante pero haber ganado el primer lugar en el Concurso de Saxofón Jazz en el Congreso Latinoamericano de Saxofón ALASAX 2013, celebrado en la ciudad de San José de Costa Rica, y posteriormente en diciembre del mismo año ganar el primer lugar en el Concurso de Saxofón Jazz de la Escuela Nacional de Música de la UNAM realizado en la Ciudad de México serán sin lugar a dudas dos de los logros más importantes en mi carrera.

XÑ: ¿Cómo te has sentido al incorporarte al proyecto JAZZUV en el 2012?
ACO: Me he sentido muy bien. Siento una gran responsabilidad con el proyecto por ser xalapeño; es un proyecto muy joven y especialmente ahora que está en un proceso de unificacion es muy importante trabajar para consolidarlo. A través de este tiempo laborado he aprendido muchísimo tanto musical como administrativa y personalmente. Enseñar es sin duda la mejor forma de aprender.

XÑ: ¿Qué opinas del movimiento jazzístico que se ha intensificado en Xalapa?
ACO: Me llena de alegría ver cómo el gran esfuerzo de muchas personas ha hecho crecer el movimiento de manera exponencial. Cuando yo estudiaba eran muy pocas las personas que estaban interesadas en este género pero en la última década ha crecido muchísimo y esto en gran parte se debe al Centro de estudios de Jazz de la Universidad Veracruzana ya que ha concentrado a una gran cantidad de alumnos de todo el país. Por si esto fuera poco el Festival JAZZUV ha sido un gran vehículo de difusion a través de diferentes grupos sociales dentro y fuera del país, dando a Xalapa una mayor diversidad artística.

Más de XÑ