GASTÓN HERNÁNDEZ REYNANTE

Nacido en Xico, Veracruz, el 28 de diciembre de 1937 y criado en Xalapa, Gastón Hernández Reynante cursó dos años de medicina en la ciudad de Veracruz y terminó su carrera de Médico Cirujano en la Universidad Nacional Autónoma de México donde cursó un posgrado en la especialidad de Oftalmología. De regreso a Xalapa, a principios de 1969, instaló su consultorio.

Fue el 1 de septiembre de 1971 cuando por primera vez asistió como aficionado al Club de Golf de Xalapa A. C. sin saber que este deporte se iba a convertir en una de sus más grandes pasiones. Y es justamente de esto de lo que nos platicará en esta entrevista…

XÑ: ¿Por qué el golf se ve tan fácil, pero es tan complicado?
GHR: Porque requiere de técnica, concentración e inteligencia.

XÑ: Ha tenido la fortuna de hacer nueve hoyos en uno, ¿qué se necesita para lograrlo?
GHR: Suerte y la intención de hacer un tiro a la distancia y dirección correctas.

XÑ: ¿Qué tanto ejercita su mente y su voluntad quien practica este deporte?
GHR: Cuando lo jugamos es frecuente que nos olvidemos de todo, pensamos en el buen desempeño del juego tratando de hacer un swing relajado y con tiempo correcto.

XÑ: Como doctor, ¿le parece que el golf xalapeño goza de buena salud?
GHR: Definitivamente sí.

XÑ: El golfista mexicano, ¿qué tan apreciado es en el mundo?
GHR: Desgraciadamente son contados los golfistas de este país que han sobresalido. Los que lo han logrado son reconocidos a nivel mundial.

XÑ: En cuanto a niños y jóvenes, ¿qué tanto recomienda esta actividad para ellos?
GHR: En nuestro club existe una escuela para niños y jóvenes. Han logrado sobresalir en primeros lugares a nivel nacional y ojalá esta labor perdure por muchos años. El golf es un deporte que se puede practicar a todas las edades, pero es muy importante iniciarlo desde pequeño.

XÑ: ¿Es el golf un deporte elitista por excelencia o los nuevos tiempos han abierto posibilidades para que lo practiquen más personas?
GHR: El golf es un deporte como cualquier otro que requiere tiempo, dedicación y disciplina. Las canchas donde se juega requieren de recursos para el buen mantenimiento de ellas. Desgraciadamente en nuestro país no existen campos municipales como los hay en muchas partes del mundo.

Comparte este artículo

Más de XÑ