DIEGO LÓPEZ DÍAZ

Es diciembre y aunque las albercas están muy frías nos echamos un clavado en el deporte de las “espaldas amplias” para llevarles los detalles de un nadador nada, pero nada común. Nos referimos a Diego López Díaz, de 21 años de edad, quien es atleta paralímpico mexicano desde el 2012. Entre sus logros más destacados están el ser finalista mundial en Glasgow 2015, medallista en Juegos Parapanamericanos 2015, seleccionado nacional para las olimpiadas de Río 2016 y quinto lugar en los Juegos Paralímpicos Río 2016.

XÑ: Diego, ¿cómo llegó la natación a tu vida?
DLD: Bueno, la natación en mi caso empezó a los cuatro años en el chapoteadero del IMSS. Desde ahí le tomé amor a la natación y continué en varios equipos más de Xalapa como la alberca de la escuela Díaz Mirón, el club Aquasport, la UV y asistí a varias competencias. Al principio era más por terapia que por nivel competitivo ya que mi discapacidad se me presento a los ocho años y desde ahí empecé a nadar cada vez más y a mejorar.

XÑ: ¿Cómo la actividad física en un medio que presenta dificultad, como la alberca, y tus logros competitivos han afirmado tu autoestima y autoconfianza?
DLD: Desde que empecé a convivir y a competir más con personas con alguna discapacidad mi confianza fue aumentando, dado que veía que mucha gente como yo podía salir adelante y una de las formas era el deporte. Entonces me motivé mucho más a no darme por vencido y a salir de ese agujero donde me encontraba. Ahora aprendí que no hay más limitación que uno mismo; los obstáculos siempre no los encontraremos, pero hay que salir avante.

XÑ: ¿Qué opinas de que los atletas paralímpicos, certamen tras certamen, son los que terminan sacando la cara por México en el medallero?
DLD: Eso quiere decir, a mi punto de vista, que vamos o estamos haciendo las cosas bien. No digo que los atletas convencionales no lo hagan porque hay muchos atletas muy buenos y muy admirables, pero tal vez les falte dar ese extra que siempre se tiene que dar.

XÑ: ¿Qué cosas has aprendido en la natación que te han servido para la vida?
DLD: Lo principal es confiar en mí mismo, en el trabajo que hago, en mis entrenamientos, en mi entrenador; no darme por vencido si los resultados no se dan a la primera, como dicen: “el que persevera alcanza”; y siempre luchar ante cualquier adversidad.

XÑ: ¿Cuáles son tus planes para este 2017?
DLD: Prepararme para el Mundial de Natación que será en septiembre, mejorar mis tiempos que es lo más importante y tener una preparación lo más similar a la que tuve en Río para obtener resultados buenos y sentirme satisfecho.

XÑ: ¿Podrías darnos un mensaje, tu testimonio de vida sobre el esfuerzo, como mensaje de año nuevo para nuestros lectores?
DLD: Como siempre digo: el querer es poder, pero para llegar a ello hay que trabajar mucho y esforzarnos al doble. Si quieres algo extraordinario, debes hacer cosas extraordinarias y nunca rendirte ante nada.

Más de XÑ