LA CAÍDA DEL CABELLO DURANTE LA LACTANCIA

Por Lesaro Salón

¿Sabías que muchas mujeres experimentan pérdida de pelo después del embarazo? Debido a los cambios hormonales en los niveles de estrógenos el cabello se puede sentir especialmente grueso durante el embarazo, pero que se caiga después es una situación alarmante.
La pérdida del cabello suele ser una preocupación de las madres durante el embarazo, pero es un fenómeno absolutamente normal que desaparece con el tiempo.
Nace el bebé. Todo comienza a acomodarse: horarios, ritmos, familia y amigos. La mamá aprende a organizarse con el nuevo integrante, pero quizá un pequeño detalle pueda llegar a incomodar a más de una mujer: el temor a quedarse sin cabello.
Después del parto, cada vez que te peinas, te pasas la mano por la cabeza o te duchas, vez cómo varios cabellos quedan en tu mano y esto no solo asusta, sino que también alarma.
Sin embargo, no hay que preocuparse. Se trata de un fenómeno absolutamente normal y que no produce calvicie. Todo tiene una explicación: durante el embarazo cambia el estado, la cantidad y docilidad del cabello. El elevado nivel de hormonas altera su ciclo habitual de crecimiento y pérdida.
Normalmente, todos los días crecen y se caen varios cabellos, pero durante el embarazo el ciclo queda detenido en la fase de crecimiento. Después del parto, el ciclo de crecimiento se detiene y, a veces, el pelo se cae a un ritmo alarmante. La caída puede durar hasta dos años aunque, en general, es inferior a los nueve meses posteriores al parto. Sin embargo, todo vuelve a la normalidad. La cantidad de cabello que cae es equivalente a la que normalmente se hubiera caído durante los nueve meses de embarazo.
En el caso de que la mamá habitualmente utilice alguna coloración, previamente debe consultar con el médico, que será quien recomiende qué tipo de tintura utilizar en este periodo para seguridad del bebé. Cabe mencionar que ya hay coloración especial para mujeres embarazadas.
Relajarse, no tener miedo a la calvicie, hablar con el médico y, sobre todo, tratar de verse linda es la mejor receta para que la mamá, pese a este tipo de inconvenientes, se sienta bien. Al fin de cuentas, ¿hay algo mejor que ver al bebé crecer?
Una vez que tus hormonas vuelvan a estar equilibradas tu cabello debería dejar de caerse y volver a su grosor inicial. Las nuevas tecnologías para el cuidado de la pérdida del cabello pueden hacer que tu pelo fino vuelva a su grosor habitual de una manera más rápida.

Encuentra el tratamiento correcto en tu salón
Pide a tu peluquero de confianza que realice un diagnóstico de tu cabello y cuero cabelludo para aconsejarte el tratamiento más adecuado. Es posible que te sugiera un tratamiento que contenga Aminexil, una molécula única que combate la caída del cabello favoreciendo un mejor anclaje de la fibra capilar en el cuero cabelludo y proporcionando resultados visibles en cuanto a la textura y la densidad de tu pelo.

Contacto:
Murillo Vidal 172
Tels. 812 66 26 / 841 29 97
Fb e Ig: Lesaro Salón

Más de XÑ