WINDOWS 10 VS CAPITAN OS X

Por Ángel Salazar

Mi comentario anterior se encaminaba ya hacia esta idea que tengo hoy en mente. Tanto Windows como Mac saben que, en cierta medida, su mercado estará asegurado por mucho tiempo. Lo que puede parecer una guerra territorial de mercado se debería enfocar más bien como una lucha de imposición de ideas que en definitiva no varían mucho una de la otra.
Pensémoslo un rato. Es cierto que con Mac tenemos la seguridad a nivel software de que este no fallará por problemas de virus. Sin embargo, en el mundo tecnológico, los beneficios para el usuario son como dirían nuestras abuelas con cierto dicho: “una de cal por dos de arena”.
No pagaremos por un mantenimiento constante de desinfección, pero qué tal si queremos proyectar una diapositiva o una película por medio de cable. Desgraciadamente, no en todos los lugares a los que vayamos habrá tecnología reciente que transfieran imagen inalámbricamente como Samsung ya lo hace o la misma Apple TV. El primer gasto cuantioso será adquirir un gadget para solucionar ese problema: el cable que va de la Mac al cañón o pantalla.
Para Windows es lo mismo. Cualquiera puede pensar que ha ahorrado una fortuna si en vez de gastar en una Mac halla una torre de PC de cinco mil pesos que trae cámara, web, reconocimiento de voz y todo aquello que Mac incorpora en sus equipos. Prepárese porque seguramente los problemas empezarán antes del año… si no es que en unos meses.
Si con estos ejemplos de funcionalidad interrumpida, por ponerle un nombre, podemos extraer una política de venta por cada empresa, sabremos que Steve Jobs pensó muy bien en condicionar la funcionalidad de cada uno de sus productos a la de otro de su misma marca. Por otro lado, la de Bill Gates es sencilla: abarcar todo tipo de mercados sin importar presupuestos.
Disculpe usted la paranoia y, tal vez, la exageración, seguro se preguntará qué es lo que yo uso para trabajar si hablo de tal manera. No es el dinero lo que uno necesita invertir para poder hacer una buena compra, sino el tiempo y la disposición para aprender sobre tecnología pero, sobre todo, perderle el miedo.
No creo que ni Apple ni Microsoft sea mejor. Para crecer y desarrollarse ambas empresas robaron ideas o las compraron de otros, haciéndoles creer que era una gran oferta vender algo que no tendría funcionalidad. Una guerra entre empresas tecnológicas… ¡baaah! La historia del desarrollo de estas compañías no la ratifica de ninguna manera a pesar de los rumores de hostilidad constante. Una a la otra, como coetáneas, han subsistido en lo que parecería una guerra interminable. Iniciaron juntas (hablando de sus directores), se han plagiado ideas, demandado, han compartido mismos fabricantes de componentes… ¡Baaah! ¿Quiere que lo diga o lo dejo a su reflexión? ¡Baaah! La guerra y los bombardeos son contra el usuario.

Más de XÑ