VIAJE CÓMODO CON APPS

Por Ángel Salazar

Algunos de los conocimientos necesarios cuando viajamos al extranjero suelen estar relacionadas con la ubicación (referencia): saber dónde se está y a dónde se dirige uno.
Pero para ubicarnos en otras culturas, casi como si estuviéramos en la propia, necesitamos saber de otros idiomas y usos horarios, de alimentación y tal vez hasta de vestirse adecuadamente y estar al tanto de un par de leyes que pueden chocar con nuestros usos y costumbres cotidianos.
No podemos aprender eso “de golpe”, sobre todo cuando los viajes son repentinos o muy constantes; pero sí podemos tener un asistente en el bolsillo que nos prevea todo lo anterior: el celular.
Por ejemplo, para saber sobre comida se puede recurrir a aplicaciones que nos pueden orientar en las decisiones de alimentos (Wikitapas); mejor elección de restaurante mediante uso de redes sociales especializadas (Yelp); reservar un buen sitio de comida con descuentos y promociones (El tenedor, Réstalo, 11870, My Table, Discalis, Forkly); y obtener sugerencias de otras personas que suben lo que están comiendo (Foodspotting). Esta última es lo más parecido a una enciclopedia gourmet en tiempo real que jamás quedará desactualizada.
Para los tiempos de viaje y las conversiones de tiempo según de donde salimos y adonde llegamos está El reloj del mundo, una aplicación que dispone de un convertidor de tiempo, sincronización automática de la hora, despertador, notificaciones para eventos, información comprensiva para el cambio de horario de verano, comparación de la hora, visualización del crepúsculo en un mapa, entre otras características.
Con respecto a carreteras y vuelos podemos contar con un GPS (Sygic: Navegación GPS y Mapas o GPS Navegación BE-ON-ROAD). Ambas aplicaciones requerirán de un buen plan de datos de navegación ya que al funcionar descargan mapas de las zonas que vamos recorriendo y fotos de nuestros destinos para familiarizarnos antes de arribar. También podemos recurrir a las aplicaciones nativas de Android, iOS o Windows.
Otra app que puede servirnos para el manejo del dinero es el Conversor de Divisa (Free). Esta aplicación asegura tener una interfaz intuitiva, un gran campo de entrada para una búsqueda rápida, cambio de divisa actualizado y una función para cambiar monedas con un simple clic. Este software no requiere una conexión permanente a internet.
Para saber el clima y que la playa o el invierno no se nos pierdan podemos descargar AccuWeather, fundamental para prevenir el mal tiempo o vestir para la ocasión.
Para evitar ladas y costos de llamas podemos simplemente usar las clásicas videollamadas de Skype o buscar una alternativa como Tango, sólo hay que registrarse en ella y ya.
Sobre las leyes de otro país no he encontrado un aplicación que compendie aquellas que se salen de nuestros usos y costumbres cotidianas, pero eso es algo que con un googleo se puede resolver.
En cuanto a traducción, Google Traductor y Skype vienen innovando en ese terreno desde hace poco. En ambas apps debe activarse el micrófono y esperar a que se reconozca la voz que será traducida al momento. Estos procesadores de voz aún están en desarrollo, por lo que la calidad de traducción puede que no sea cien por ciento satisfactoria pero ayudarán en esta travesía, a veces complicada, del mundo.

Más de XÑ