DUOLINGO: APRENDIZAJE AL INSTANTE

Por Ángel Salazar

Resumir los beneficios de la tecnología puede aclarar el sentido verdadero y el rumbo de su progreso. Aunque a paso lento, el desarrollo y diseño de software y aplicaciones para celulares podría reducirse a dos bienes: optimizar el conocimiento y recrear la imaginación. Lo digo por una aplicación en específico que desde hace algún par de años ha robado mi atención; se trata de una aplicación para aprender idiomas. Su ícono es como un pajarito tipo Twitter pero en verde. Duolingo representa la oportunidad de aprender distintos idiomas (italiano, inglés, francés, alemán, portugués, catalán) de manera gratuita, todo al alcance del bolsillo.
Quien ha probado la aplicación y tiene ya un avance logrado en el aprendizaje de una segunda lengua sabe muy bien la oportunidad que representa reforzar en cualquier lugar y momento sus conocimientos adquiridos.
A pesar de que Duolingo es una aplicación de uso individual, tiene la posibilidad de funcionar como una red social al poder compartir logros y puntajes. La interfaz ha sido diseñada aprovechando todos los recursos que un celular pueda tener. Por ello Duolingo, con algunos errores que aún tiene, puede representar el aula virtual más óptima para el aprendizaje de una segunda lengua.
Muchos sabemos, por experiencia propia, que el estrés, la presión y la pena son uno de los factores que impiden que el alumno pueda aprender de manera rápida la pronunciación, el léxico o la gramática. Con Duolingo nadie se entera de cómo empezamos a pronunciar. Duolingo examina de manera objetiva conforme a un procesador de texto y voz y determina si lo que se está diciendo, escribiendo o relacionando está bien o no. Duolingo utiliza ejercicios visuales para la memorización de léxico, frases en audio para identificar pronunciación y ejercicios gramaticales que incluyen un corrector ortográfico. Duolingo procesa los aciertos y almacena los errores para crear niveles de refuerzo. También tiene diagnósticos iniciales para los recién registrados con su cuenta. Eso ayuda para empezar a aprender un idioma con Duolingo desde el nivel adecuado.
La aplicación es gratis. Puede uno registrarse con una cuenta correo o relacionarlo con Facebook. Con el nombre de usuario que uno crea, puede uno compartir su puntaje con otros y crear ese ligero ambiente de competencia para estimular más el aprendizaje hasta lograr una certificación.
Visto de la manera anterior, Duolingo tiene bastantes beneficios. No es el látigo del compromiso de asistir a clases, pero crea responsabilidad y autonomía. Si eso no puede verse como recreación y optimización, entonces podrá usted probarlo directamente desde su página web (https://es.duolingo.com/) antes de descargarlo y decir lo contrario.

Más de XÑ