EL AMOR ES EL AMOR… ¡AQUÍ Y EN CHINA!

Por Rafael Campos

Aunque sea de tradición anglosajona, el Día de San Valentín se ha implantado en nuestro país a lo largo del último siglo. No obstante, en China desde hace miles de años se celebra algo similar llamado Qi Qiao Jie y festejado el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar.
Hay gran relación entre el feng shui y el Día de los Enamorados pues el primero atrae la armonía de los ciclos de la naturaleza al entorno, hogar y vida. Esa armonía se ordena en función de las cinco acciones o los cinco agentes del cambio, que son etapas por las que pasa todo lo que vemos, tocamos y sentimos: la etapa del agua (atesorar y fluir), la etapa de la tierra (parir y amamantar), la etapa fuego (alcanzar renombre por tus méritos), la etapa madera (crecer y pedir), y la etapa metal (dar y concentrarse).
En principio hay que hallar la etapa en el amor que mejor nos representa y potenciarla con los cinco agentes. ¿Estamos en la etapa del enamoramiento, del cortejar? Esa es una etapa madera y se le estimula con temas madera. ¿Estamos en una etapa del amor más maduro, donde hay que atesorarlo y cuidarlo? Esos son momentos agua y se vigorizan con temas agua.

• Mantener la relación de pareja es como estar de la mano sin atarse todo el día, es sentir la libertad acompañada, es como invocar animalitos que te recuerdan que todo amor puede revivir si hay disposición para ello.
• Los nudos chinos o Zhongguo Jie son un entrelazado entre el cielo y la tierra. Regálense nudos para unir ese compromiso de amor. Los patos mandarines son una especie que se mantiene fiel toda la vida, por eso se regalan parejas de ellos en el día del matrimonio.
• Para el Día de los Enamorados hay que hacer el ritual de los vasos. Es el ritual del vino, puede ser un espumante, hagan un picnic, mírense a los ojos y hagan sus compromisos de amor, prueben de la misma comida, si lo mismo entra a tu cuerpo es la misma alquimia la que se está gestando en tu interior.
• Regálense cristales, almohadas, un nuevo cubrecama y una escultura de amor para renovar su nido de amor. Dibujen, hagan caligrafía, Taichi. No repitan el mismo camino, cambien de flores y pongan distintos aromas; esto provocará una reacción diferente. Recomiendo el azahar para que ninguno de los dos olvide que el amor existe en su cuerpo, en su vida, y ese caleidoscopio energético provoque sensaciones amorosas en su cuerpo, espacio y vida.
• La soledad es olvidarse que el sol aún existe. Aunque estés solo debes ponerle sol a tu vida con ámbar que es el electrum, con benjui que es dulzura y con cilantro que solo atraerá sonrisas en tu corazón.
• No dejes que nada de tu espacio esté detenido por más de un año. Pon un cristal en tu ventana, que hará que todos los arcoíris entren como rayos alumbrando tus sueños y los mueva y le dancen a tu espacio con coquetería y erotismo.
• Y lo más importante, como dije al principio, haz feng shui en tu espacio. Ordenar esa energía mejora todas las relaciones con el mundo social, amoroso y familiar.

Más de XÑ