CONSEJOS PARA PADRES QUE QUIEREN APAPACHAR A SUS HIJOS

Por Rafael Campos

¿Sabes cómo ayudar a tus hijos a crecer y desarrollarse de una manera positiva y mejorar la armonía familiar? ¿Quieres que tu hijo crezca sano, feliz e inteligente? Si es así, en este artículo te digo cómo utilizar el feng shui en la habitación de los niños y hacerle honor al título de buen padre que ya tienes…

1. Coloca fotos de la familia en la habitación del niño: fotos de los padres, abuelos y reuniones de la familia en actitud feliz potenciará el amor y la seguridad del niño.
2. Pinta las paredes en tonos pasteles cálidos o tostados: evita los colores fríos como el blanco, gris, azul oscuro o negro que reducen el calor y la calidez de una habitación. Si a tu hijo le gustan los colores vivos y fuertes como el rojo, amarillo chillón o el negro puedes utilizarlos en pequeños toques, pero no como el color dominante.
3. Evita colocar muchos espejos en la habitación: especialmente con el espejo enfrente o al lado de la cama puede ser que tu hijo no descanse bien. La mejor opción para colocar un espejo es en el interior de la puerta del armario.
4. Con la iluminación es recomendable que, a parte de la luz convencional del techo, la habitación disponga de una luz más tenue: esta puede colocarse en una pared o en la mesita de noche. Es ideal para usarla en momentos de descanso y relajación, cuando el niño se despierta por la noche o se acuesta. La clave está en buscar el equilibrio del yin y el yang, crear un espacio tranquilo y propicio para dormir.
5. Usa los aceites esenciales o difusores de aromaterapia cuando sea necesario: por ejemplo, si tus hijos se sienten irritables e inquietos, un par de gotas de manzanilla o lavanda los calmará muy rápido. O, si están muy cansados, añade menta, limón o eucalipto y verás que su energía vuelve a recuperarse.
6. Añade un escritorio o área de estudio en la habitación de tu hijo: esto es muy útil para que no se vaya a otra parte de la casa a estudiar. Los niños que tienen un lugar para estudiar lo hacen más y con mejores resultados. Coloca el escritorio de forma que el niño pueda ver la puerta de entrada de la habitación.
7. Los niños crecen rápidamente, quita de forma regular los juguetes y la ropa que les quede pequeña. También puedes fomentar la responsabilidad en tus hijos animándolos a que seleccionen al menos un juguete para donarlo a la caridad una vez al año.
8. Los campos electromagnéticos (frecuencias electromagnéticas) son las energías emitidas por los dispositivos electrónicos: distribuye los muebles de manera que el cuerpo del niño esté a un metro de distancia de las torres del ordenador, monitores o computadora y los enchufes múltiples. Evita colocar televisión, computadora, consolas de juegos o de radio en las habitaciones de tus hijos.
9. Lo mejor es evitar que las mascotas duerman en la habitación de los niños: sin embargo, si tu hijo debe tener una mascota en la habitación asegúrate de que la jaula o cojín siempre esté limpio y la mascota sana.
10. Si tus hijos comparten una habitación, da a cada uno un área separada en el espacio para que tengan su propia intimidad: tener un buen chi (energía) en la habitación de los niños conducirá a una vida más feliz; el niño estará más sano. Una habitación con mal chi contribuirá a que el niño no pueda dormir bien, esté irritable y tienda a enfermarse con frecuencia.

Más de XÑ