MISANTLAZO

Por Memo Nájera

Viernes diecisiete de junio… nueve de la mañana… centro de Misantla, Veracruz… más de 250 pilotos dispuestos a vivir una de las mejores rutas todoterreno de nuestro estado.
En nuestro GPS ya estaba cargado el trayecto que comprendía de Misantla hasta Tlapacoyan y de regreso. Aunque nos marcaba una ruta bastante sinuosa con once cruces de ríos, jamás nos imaginamos el reto que nos esperaba por sortear en sus más de 150 kilómetros de ruta.
Iniciamos una ruta muy bien trazada, con algunos pasos de pequeños arroyos y lechos de ríos “secos” (se ve que en temporada de lluvias llevan un gran caudal); una ruta muy disfrutable donde cruzamos varios ranchos de la región con amplios potreros y espectaculares vistas.
Fue aproximadamente a un cuarto de ruta cuando llegó el primer desafío: el río Filobobos. Este se usa usualmente para practicar descenso de río (rafting), pero esta vez teníamos que atravesarlo ¡con nuestras motos!
Antes de atravesar un río alguien del contingente debe ingresar caminando para verificar la profundidad, pozas y lugares con mucha corriente. Fue entonces cuando vimos que teníamos una zona con casi un metro de profundidad por vadear y zonas con tanta corriente que hacía difícil el caminar.
Uno a uno fuimos ingresando al río y cada quien tuvo que utilizar toda su habilidad y destreza para lograr llegar a la otra orilla del Filobobos con sus máquinas y continuar en ruta.
Fue alrededor de medio día que llegamos al primer punto de abastecimiento donde comimos, recargamos combustible e hicimos un chequeo general de las motos. Este lugar se encontraba a cinco minutos de la cascada La Encantada, así que todos aprovechamos la oportunidad para conocer este maravilloso lugar de Veracruz.
Continuamos en ruta disfrutando cada uno de las secciones y pasos que habían sido trazados, algunos fáciles y sin problemas, pero a otros había que dedicarles paciencia y fortaleza para poder sortearlos. Y es que los organizadores se dieron a la tarea de crear una de las mejores rutas que tenemos en nuestro estado, la cual año con año convoca a más participantes de todos los rincones de nuestra República Mexicana.
Si eres amante de la aventura y te apasiona la adrenalina de los vehículos todoterreno, este es un evento al que no puedes faltar el próximo año; y es que después de casi quince horas de recorrido todos llegábamos cansados, sucios, adoloridos, pero con una gran sonrisa por haber terminado el Misantlazo.

Más de XÑ