LÁSER EN LA ODONTOLOGÍA

Por Dr. Heber León

El láser en los últimos días cobra un especial protagonismo en las consultas de odontología, con muchas aplicaciones terapéuticas en el ramo.
Actualmente se utilizan dos tipos de láser en odontología: el láser diodo que se utiliza para actuar sobre tejidos blandos orales; la energía del láser blando es absorbida allí donde la concentración de fluidos es mayor, por lo cual su acción se centra sobre los tejidos inflamados y lastimados, estimulando así el proceso de reparación de toda lesión u herida.
El más reciente, el de erbio, añade la función de actuar sobre tejido duro como son los casos del hueso y diente.
Entre las aplicaciones del láser en la odontología comprobadas científicamente y que actualmente se llevan con mayor o menor asiduidad destacan las siguientes:
Cirugías orales y periodontales
Permiten la reducción de inflamación de bolsas periodontales y su combinación con el tratamiento convencional para reducir las molestias del postoperatorio de cualquier cirugía, ayudando a la cicatrización de los tejidos. Los de alta potencia permiten el corte de tejidos blandos y duros en cirugía.
Mucosa
Tratamientos de mucositis y dolor en pacientes sometidos a quimioterapia y radioterapia.
Heridas
Permite evitar el sangrado por su actividad cauterizante, facilitando la cicatrización y el riesgo de infecciones.
Hipersensibilidad dental
Muy útil para poder tratar cualquier grado de sensibilidad en el diente.
Dolor orofacial
Reduce dolores musculares y articulares.
Bioestimulación
Estimula el proceso de osteointegración, ya sea de injertos óseos u implantes dentales.
Esto mencionando solo algunas de sus funciones; distintos estudios apuntan a que es dentro de la medicina y la odontología una herramienta muy útil y novedosa, ayudando a darnos una odontología casi sin dolor y una mejora en el tratamiento.

Contacto:
Centro Mayor Xalapa
Av. Principal #44, oficina 15F
Tel. 690 24 77
Cel. 2281 39 83 31
heberodonto@hotmail.com

Más de XÑ