CONSEJOS INFALTABLES PARA EL REGRESO A CLASES

Por Rafael Campos

El regreso a clases puede ser duro, pero hay que superarlo. Así que aquí están unos consejos que lo perfilarán como una oportunidad para inculcar y compartir nuevos hábitos con tus hijos.

Retomen los horarios
Volver de las vacaciones implica dejar de acostarse y levantarse tarde. Programen el despertador un poco más temprano y duerman al menos siete horas todos los días. Puede ayudar despertar en familia veinte minutos antes de la hora en la que tienen que levantarse, háganlo de preferencia con música.

Descansen de las vacaciones
Antes que termine el periodo vacacional gocen unos días de la calma de su hogar y organícense para el regreso a clases.

Motívense
Vean el inicio de este año escolar como un periodo donde sus hijos enfrentarán nuevos retos tanto individuales como en familia. También plantéense retos comunes de superación, convivencia, lectura, ortografía, puntualidad, etcétera.

El drama de la ropa
Esto puede robarnos el tiempo y la calma en la mañana y, a su vez, retrasarnos o ponernos de mal humor. Por eso es muy importante no seleccionar “a las carreras” la ropa, sino hacerlo desde la noche anterior y hacer de esto un ejercicio divertido.

Prepara con tus hijos sus materiales

Recuerda con tus hijos cuáles son las asignaturas que tendrán en este periodo y arma un cronograma. Separen los libros y cuadernos de cada materia, así no tendrán que estar buscando los materiales en el último momento.

El desayuno
Nada de rutinas de huevos o cereal todos los días; además, ni los sándwiches ni los hot dogs son para comenzar la mañana. El desayuno debe ser grande y balanceado: huevo, jamón, jugo, pan y leche son buenas opciones. Haz del desayuno una comida familiar y date tiempo para sentarte con ellos.

Y por último, entretenimiento para el carro
Si te toca llevar a los niños a la escuela ya sabes que la primera semana de clases es un caos vial. Ayuda a sobrellevarlo preparando música para el camino. Recopila sus canciones favoritas para hacer más corto el trayecto y distraerlos ya que los primeros días de clases son motivo de nerviosismo en la mayoría de ellos.

Recuerden que los logros (y los fracasos) escolares nunca son individuales, siempre se asumen en familia; así afróntenlos ¡y salgan airosos!

Más de XÑ