¡ARRIBA MÉXICO!

Por Oriana Jiménez

En diciembre del año pasado, el Senado de la República aprobó que el 15 de agosto se celebrara el Día Nacional del Cine Mexicano. Nuestro cine tiene una historia apasionante, llena de lágrimas y risas, como todas las buenas historias. Así que hice una lista de las diez películas mexicanas que nadie se puede perder. Me da muchos nervios, sé que todos tienen su favorita, así que para cualquier queja no duden en levantar la voz.
El compadre Mendoza (1933), dirigida por el grandísimo Fernando de Fuentes, forma parte de una trilogía en las que se aborda el tema de la Revolución Mexicana. De Fuentes reflexiona sobre la justicia, la patria y la traición. Imperdible. Enamorada (1946), escrita y dirigida por Emilio “El indio” Fernández, famoso por ser un hombre temido por todos, incluida María Félix quien era de armas tomar. Se cuenta que para hacerla entrar en personaje, “El indio” la obligó a usar unos zapatos que le quedaban chicos. Ese año la Félix ganó un Ariel. ¡Arre!
La negra angustias (1949), escrita y dirigida por Matilde Landeta, retrata la vida de una mujer que se niega a ser un objeto para los hombres y se une a la Revolución Mexicana. A Landeta le debemos muchas cosas, entre ellas un retrato de las mujeres fuertes de aquella época.
Los olvidados (1950), dirigida por Luis Buñuel y escrita por Luis Alcoriza. Esta mancuerna hizo varias películas que me gustaría poner en esta lista: La ilusión viaja en Tranvía, Él y El ángel exterminador. Todas las películas que hizo Buñuel son fundamentales para entender los recovecos de la psique humana, pero Los olvidados mostró con mucha poesía lo que puede ser la vida de los menos privilegiados. Una joya.
Si no han visto El esqueleto de la señora Morales (1959) tienen que ponerse al corriente. Dirigida por Rogelio A. González, escrita por el genial Luis Alcoriza (qué carrera de este hombre: ¡aplausos!) y protagonizada por el espectacular Arturo de Córdova, esta es un comedia negra exquisita en la que un médico harto de su mujer decide asesinarla. Ándese paseando.
El lugar sin límites (1977) de Arturo Ripstein es una película indispensable en la que Roberto Cobo y Gonzalo Vega protagonizan una historia de amor, de esas que ponen chinita la piel.
Danzón (1991), dirigida por María Novaro y coescrita por la directora y su hermana. Beatriz demostró que a las mujeres nos gusta mucho… bailar. En esta historia María Rojo interpreta a una mujer decidida a encontrar a su pareja de baile a como dé lugar.
El callejón de los milagros (1995), dirigida por Jorge Fons y escrita por Vicente Leñero, aquel gran escritor que educó a una generación. Narra el encuentro entre varios personajes que buscan sobrevivir, pero sobre todo amar.
Güeros (2014), dirigida por Alonso Ruizpalacios y coescrita por él y Gibrán Portela, cuenta una historia de amor en medio de un conflicto social, un retrato profundo de las búsquedas de la juventud.
La Tempestad (2016), escrita y dirigida por Tatiana Huezo, un documental que aborda el viaje emocional de dos mujeres que pelean con dignidad por la justicia. Hermosa película y necesaria para estos tiempos que corren.

Quejas y aclaraciones:
Tw: @schhhhht

Más de XÑ