EL CAFÉ-TAL APAN

Por Rafael Campos

Xalapa cada vez más es una ciudad que toma más y mejor café, y en ese sentido el café veracruzano sigue empoderándose como un producto que se consume no solo a conciencia, sino con conciencia de su valor y calidad. Así que este mes nos acompaña un invitado que en poco tiempo se ha convertido en un clásico: el Café-tal Apan.
Esta es una empresa que nació en 2003 como un pequeño expendio situado en el corazón de Coatepec, Veracruz, una de las mejores zonas cafetaleras de México, y desde el inicio ha tenido el compromiso de motivar a los cafeticultores para que nuestra nación ocupe otra vez los primeros lugares de calidad en el mundo.
El Café-tal Apan se interesa por el bienestar de la gente. Su filosofía radica en impulsar la pequeña producción, la comercialización y la cultura del café, apoyando a los productores por medio del pago de un precio justo más alto que en el mercado.
Es importante resaltar que este es un proyecto en conjunto que acopia y procesa el café, manteniendo sus fincas de manera responsable con el medio ambiente.
Aunado a su proyecto de cultivo, proceso y venta cuentan con un espacio muy singular donde hacen un homenaje merecido y cotidiano al café de la región: su Museo del Café, mismo que se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas de la región con miles de visitantes al año.
Este espacio tiene como objetivo dar a conocer los orígenes del aromático y las diversas etapas por las que atraviesa para que podamos disfrutar de su inigualable sabor. De esta manera, y de la mano de guías especializados en la historia y la cultura del café, los visitantes realizan un recorrido donde conocen las plantaciones, así como una interesante exhibición de piezas de los siglos XIX y XX, haciendo de este placer del paladar una experiencia para todos los sentidos.
Visite, pruebe su calidad y compruebe que sí se puede tener sabor, precio justo y equilibrio con el medio ambiente, todo ¡en una sola taza!

Más de XÑ