BOLA DE ORO

Por Rafael Campos

¡Qué tal amigos y amantes del buen café! En Xalapeñísima seguimos llegando puntuales con los detalles de uno de los más grandes tesoros de nuestra entidad: el café veracruzano. Así que esta ocasión nuestra invitada de honor es una marca que ha puesto muy en alto el nombre de Veracruz a la hora de producir y comercializar uno de los mejores granos de la región y, por ende, del mundo. Nos referimos a Bola de Oro.
Tal vez hoy en día para muchos jóvenes y adultos contemporáneos, la marca Bola de Oro representa la unión entre vanguardia y calidad; sin embargo, como todo lo que tiene historia, para que se consolidara Bola de Oro tuvieron que pasar antes una “bola” de cosas:
Comenzaremos diciendo que Bola de Oro operaba desde el año 1910, bajo la marca Roma, como una de las principales y más tradicionales compañías productoras y comercializadoras de su propio café en México. Sus granos de café de Veracruz cosechados bajo sombra están, desde su inicio, considerados entre los más antiguos, finos y de mayor calidad de todo el país.
Para 1975 se constituyó oficialmente la marca Bola de Oro, contando actualmente con canales de distribución en distintos estados de la República Mexicana. Esto explica el por qué de su crecimiento y expansión.
Apenas el año anterior la marca celebró sus primeros cuarenta años, tiempo que le ha bastado no sólo para colocarse en el gusto y el aprecio de los conocedores más exigentes del café, sino para ser galardonado con el Certificado de Denominación de Origen. De esta forma pertenece a la Specialty Coffee Association of America, lo anterior gracias a un trabajo que se realiza día a día por todos aquellos quienes forman parte de esta empresa cien por ciento veracruzana. La clave es simple pero a la vez no tan fácil de lograr: producir y comercializar su propio café.
Y es aquí precisamente donde el proceso hace la diferencia, sobre todo en un cultivo tan delicado y sometido a tantos procesos como el café. Motivo por el cual resulta prácticamente imposible improvisar: hay que conocer los fundamentos, el arte básico del café, los secretos heredados de familia, el cuidado y el estricto control de calidad que mantienen desde sus plantaciones ubicadas en Coatepec y combinar todo lo anterior con protocolos especializados de calidad para poder ofrecer excelente sabor, aroma y cuerpo, lo mejor de la tradición y todas las ventajas de la tecnología y la mercadotecnia.
Cuando pruebes y compruebes la calidad de Bola de Oro, cuando disfrutes de sus espaciosos y modernos establecimientos, cuando descubras lo innovador de su plataforma de venta en smarthphons y tablets, recuerda que este aroma viene de muy lejos, que este sabor tiene una historia muy arraigada y que lo que pruebas es en gran parte la grandeza y la generosidad de esta tierra llamada Veracruz.
Nos leemos en el siguiente correo del café, muchas gracias y provecho.

Más de XÑ