LOS IMPLANTES DENTALES, ¿UN GASTO O UNA BUENA INVERSIÓN?

Por Dr. Manuel Carmona

¿Cuántas veces hemos escuchado el sabio refrán de que “lo barato cuesta caro”? Esta máxima se refleja en muchos ámbitos de la vida, pero en la salud… es muy evidente. Por esa razón cuando buscamos más que remedios verdaderas soluciones, es muy importante saber que un buen implante más que un gasto es una inteligente inversión.
Lo anterior lo comento porque no podemos negar que los implantes dentales son costosos debido a todo el material que se requiere para su colocación, así como la inversión que se realiza en la capacitación para llevar a cabo estos procedimientos y el equipo para colocarlos. Sin embargo, desde el punto de vista del paciente, muchas veces se cree por desconocimiento que es un gasto excesivo e innecesario.
Es preciso saber que los implantes elaborados y colocados con profesionalismo le pueden dar al paciente varios beneficios como la comodidad que generan al hablar (al estar fijos y firmes), el control de la masticación que da el confort para comer y el mantenimiento en buenas condiciones de los tejidos blandos y la estética, entre otros.
Pongámonos por un momento a pensar en esta temporada de celebraciones y obsequios… ¿Cuántas veces compramos cosas que no necesitamos, gastamos grandes cantidades en una pantalla, una fiesta o estamos pensando en cambiar el coche por uno nuevo? Pero cuando se trata de invertir en nuestra salud o en la de nuestros seres queridos no queremos “gastar mucho”, siendo que la salud nos va a dar la fuerza y motivación para ser más productivos en nuestro desempeño diario, para tener una mejor autoestima y, por ende, para sentir alegría de vivir.
Ahora bien, una vez que se decide invertir en este rubro de la salud es fundamental elegir muy bien, investigar sobre la preparación y la trayectoria del implantólogo, ya que hay que tener en cuenta que se está trabajando el área bucal, una zona extremadamente sensible y dinámica que sufre constantes cambios como la acidez, fuertes cargas de fuerza, además de la gran cantidad de bacterias que entran diariamente minuto a minuto y los cambios de temperatura extremos que se provocan al comer o tomar algún alimento.
En este sentido, los implantes dentales van también a interactuar de forma similar que los dientes naturales siempre y cuando dicho tratamiento esté bien planeado desde el inicio y se le dé el mantenimiento adecuado.
En conclusión, los implantes son una muy buena inversión a largo plazo, que le ayudan al paciente a mejorar su salud bucal, estimulando a las células óseas para evitar una pérdida generalizada del hueso, manteniendo los tejidos blandos sanos, proporcionando estabilidad para comer y aportando estética y seguridad para hablar.
Recuerde… es importante que cuando se vaya a someter a la colocación de implantes verifique que se realice un plan de tratamiento y le expliquen, desde el inicio, cuáles son las posibilidades de éxito, así como estar consciente de que esa inversión que va a realizar también requiere de su cooperación acudiendo a las citas de mantenimiento que le indique el especialista.
Como siempre, quedo al pendiente de sus dudas o comentarios.

Contacto:
Cirujano Dentista Especialista en Ortodoncia e Implantología
Máster en Implantología y Rehabilitación Oral
Fb: Dental Ortoimplante
Edificio Hakim, despacho 912
Tel. 2281670267 / 2282015147
dentalortoimplante@hotmail.com

Más de XÑ