LA INCONVENIENCIA DEL TABAQUISMO PARA EL ÉXITO DE LOS IMPLANTES DENTALES

Por Dr. Manuel Carmona

¡Qué tal estimados lectores de XÑ! Con el gusto de volver a saludarlos en esta ocasión quiero hablarles de un tema por demás preocupante y presente en el día a día de millones de pacientes, me refiero al tabaquismo y sus efectos. Para nadie es un secreto el gran impacto nocivo que genera a nuestra salud este hábito ya que independientemente de los problemas que desencadena en nuestra salud general, a nivel bucal también genera múltiples deterioros: desde los perceptiblemente desagradables como manchas en los dientes y mal olor bucal (halitosis), hasta los más graves como el cáncer oral.
Por otra parte, los fumadores presentan también una mayor prevalencia de padecer caries y enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis), razón por la cual el índice de fracaso en la oseointegración de los implantes es muy alta.
Esto significa que cuando un paciente se quiere someter a un tratamiento con implantes es muy importante que esté consciente de que fumar durante las etapas de oseointegración afecta directamente al proceso, por lo que hay un alto índice de posibilidad de que fracase la colocación de dicho implante.
En los casos en los que el paciente durante esta etapa cumpla con la solicitud de no fumar, pero después continúa con este hábito, la tasa de fracaso del implante a mediano o largo plazo sigue siendo alta ya que este hecho genera problemas de encías que comprometen (perimplantitis) el hueso que está alrededor del implante.
Es importante platicar con el implantólogo sobre este tema y valorar si la colocación de los implantes son la mejor opción para un fumador empedernido y de no existir voluntad o capacidad de dejar este nocivo hábito manejar otro tipo de alternativas.
En conclusión, un paciente fumador debe estar consciente de que los implantes le pueden ayudar mucho en su problema bucal (función masticatoria), pero también tomar en cuenta que el índice de fracaso es alto si se continúa fumando, esto por los componentes químicos que contiene el tabaco.
Por tal motivo, todo paciente debe hacer consciencia, si se va a someter a este tipo de procedimientos, que tiene que suspender el consumo de tabaco y ser muy escrupuloso con las citas de control, todo con el fin de alargar el mayor tiempo posible la permanencia en boca de los implantes dentales.
Seguiré en las siguientes entregas compartiendo sugerencias y tratamientos que colaboren a que la inversión de tiempo y dinero en su salud bucal no se vuelva humo.

Contacto:
Cirujano Dentista Especialista en Ortodoncia e Implantología
Máster en Implantología y Rehabilitación Oral
Fb: Dental Ortoimplante
Edificio Hakim, despacho 912
Tels. 2281 67 02 67 / 2282 01 51 47 / dentalortoimplante@hotmail.com

Más de XÑ