EL ÁCIDO HIALURÓNICO, ÚLTIMOS ESTUDIOS

Por Dr. Manuel Carmona

El ácido hialurónico en implantología tiene muchas aplicaciones. Sin embargo, cuando escuchamos sobre su aplicación invariablemente lo asociamos con el ámbito estético o cosmético y, aunque es verdad que se utiliza mucho en estas áreas con muy buenos resultados, lo cierto es que no se usa únicamente para estos fines. Actualmente, en la odontología se están generando muchos cursos donde se enseña su aplicación para mejorar las líneas de expresión, nariz y labios; aunque acerca de si le corresponde o no al odontólogo realizar estos procedimientos, me reservo mi opinión.
No obstante, en lo que compete plenamente a mi área, el ácido hialurónico tiene usos en la implantología con magníficos resultados. En mi reciente visita a la Universidad de New York se revisaron los últimos estudios sobre este tema, presentados por el doctor Edgar Teddy Romero, donde se documentó científicamente el uso en esta área de la salud. Entre sus aplicaciones en el tema de la implantología se encuentran:
• Aumento de papilas, estilizado y volumen gingival
• Pérdida de volumen perio-oral
• En regeneración ósea tanto en elevación de seno maxilar como en regeneraciones en sentido vertical y horizontal de los maxilares
• También se emplea en combinación del PRF (Plasma Rico en Fibrina) para mejorar la cicatrización
• Ayuda para disminuir la inflamación y estimula la producción de colágeno
Cabe resaltar que el ácido hialurónico es un producto que lo encontramos en nuestro organismo; por tanto, es muy compatible y no genera reacciones secundarias.
Actualmente, este producto lo encontramos en el mercado procesado en diferentes presentaciones (hay que poner cuidado y comprar un producto original y de calidad). Es importante decir que, al ser un producto totalmente biocompatible, este se reabsorbe en el organismo. Así que después de unos meses el material que genera volumen va a ir desapareciendo paulatinamente; por lo tanto, hay que ser muy claro con los pacientes en cómo se va a utilizar y para qué fin, ya que no es un producto tóxico, pero si no se emplea de forma correcta con el paso del tiempo puede generar desconfianza y poca credibilidad.
Recuerden que la estética es relativa, ya que cada persona tiene su propio criterio de lo que es bello; por eso, lo más importante es estar conforme con uno mismo y, sobre todo, tener salud.
Para cualquier duda y aclaración estoy a sus órdenes. Y el consejo de siempre: una cédula profesional es el principio de una buena relación entre el médico y el paciente.

Contacto:
Cirujano Dentista Especialista en Ortodoncia e Implantología
Máster en Implantología y Rehabilitación Oral
Fb: Dental Ortoimplante
Edificio hakim despacho 912
Tels. 2281 67 02 67 / 2282 01 51 47
dentalortoimplante@hotmail.com
Ced. Prof. 3323625
Ced. Esp. Ortodoncia: 4452841
Ced. Esp. Implantología: 10597504

Más de XÑ