ASADERO CIEN

En el mes del medio ambiente, XÑ hace un justo reconocimiento a la labor sostenida que nuestros amigos de Asadero Cien y la familia Cienfuegos realizan en favor de este tema en un ejercicio mayúsculo de responsabilidad social, mismo que ellos definen como una convicción derivada más que del espíritu de ser vanguardistas, y vaya que lo son, de la necesidad urgente de ofrecer soluciones a un planeta que las exige a corto plazo.

Más allá de la rentabilidad, Manuel Cienfuegos hace hincapié en el valor a largo plazo y en la atención que hay que poner para que, dentro de veinte o treinta años, podamos tener agua para beber y espacio donde la vida sea posible.
Ha sido muy interesante conocer de voz de su propietario todo el gran proyecto que están desplegando hacia la sustentabilidad de sus empresas y el sentido amigable con el medio ambiente; plan que, si bien ya da fe de sus grandes adelantos, ha de alcanzar su dimensión total en un plazo de tres años.

Es así que aquí les mostramos los actores y elementos que hoy en día se articulan y los que se irán incorporando para hacer de Asadero Cien una empresa con un sentido impecable de la responsabilidad social y el cuidado al ambiente, cosa que, a diferencia de su vocación, no es cuestión de asar sino de gran compromiso con el planeta, a lo que don Manuel simplemente nos dice: `es lo menos que podemos hacer´.

– Sistema de captación de agua de lluvia que tan sólo en la sucursal de El Tejar hace que cuenten con hasta 42 mil litros que posteriormente son filtrados y tratados con una serie de procesos como la luz ultravioleta para dar uso a esta agua en labores como la limpieza.
– Proyecto de celdas solares en curso y a concretarse durante el 2016.
– Implementación de hornos parrilla, un concepto innovador de España que consume sólo el 30 por ciento del carbón que se gastaba antes.
– Utilización creciente de desechables reciclados, misma que en un plazo de tres años ha de alcanzar su porcentaje total, eliminando el unicel y migrando a envases elaborados con pasta de caña o maíz.
– Uso de mingitorios secos que pueden ahorrar cada uno hasta 250 000 litros de agua por año.
– Uso de papel reciclado, higiénicos y manteletas.
– Donación de aceite de las freidoras para convertirlo en biodisel.
– Y próximamente, uso de papeles reciclados impresos como envolturas en el concepto de fast food.

Todo esto y más es Asadero Cien. Ahora nos explicamos por qué siempre que vamos es un lugar con gran ambiente.

Más de XÑ