HABLEMOS DE AMOR

Por Fernanda Denisse González

¡Qué tal xalapeñísimos! Llegamos al mes donde se rinde homenaje al amor; ese bello sentimiento que nos hace sentir mariposas en el estómago. Para nosotros los adolescentes el primer amor puede ser maravilloso o devastador, todo depende de mil cosas que veremos a continuación.
Vicente tenía solo catorce años. En vísperas del Día de San Valentín su novia Paulina puso fin a su relación. Esta acción dejó deshecho a Vicente, quien después de escribir una nota enredó unos hilos de hamaca al techo de su recámara, después a su cuello y se quitó la vida. Sus hermanos de nueve y dieciséis años lo encontraron y no pudieron hacer nada por ayudarlo. Esta lamentable historia sucedió en Villahermosa, Tabasco, una tarde del 14 de febrero de 2016.
De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría, en nuestro país la tercera causa de muerte entre adolescentes es el suicidio; siendo los hombres los que tienden más a realizar este acto.
Pero, ¿qué pasa en el adolescente cuando se enamora? Para empezar, desde que nacemos sentimos diferentes tipos de amor como hacia los padres, hermanos, mascotas, juguetes, etcétera. Pero un buen día descubrimos que nuestro compañero de clase no es tan feo, que sus ojos son bellos, que es agradable y que cada vez que nos habla nos sudan las manos o sentimos algo extraño en el estómago y nos sonrojamos si nos toca. El amor romántico se desarrolla durante la adolescencia. La intensidad del enamoramiento es necesaria para obtener elementos importantes en nuestro desarrollo personal. Existe una gran diferencia entre el amor de una chica a la de un chico; ellas llegan a una relación física porque se enamoran y ellos se enamoran por medio de una relación física.
Es muy importante que en esta fase nos empapemos de información, que tengamos mucha comunicación con nuestros padres y sobre todo apoyo de nuestra familia. Estamos en la edad de la transformación física que modifica el cuerpo en forma abrupta; cambios hormonales que generan tensiones, dificultan la adaptación y crean conflictos emocionales; también se define nuestra personalidad.
Muchos chicos no aceptan lo que ven en el espejo y tratan de imitar a artistas o a compañeros de escuela; es aquí donde llega la confusión, pensamos que nos enamoramos de alguien por su forma de caminar, de hablar o por la seguridad que proyecta, cuando en realidad nos enamoramos de quien nos gustaría ser y podría ser una amiga o amigo del mismo sexo.
De acuerdo con estudios psicológicos, cuando los padres nos hablen de sexualidad no deben ser tan directos, deben respetar nuestro pudor, porque aunque en todas partes encontramos información sobre este tema, no es tan fácil tratarlo con ustedes y podría pasar que en lugar de ayudarnos nos pueden cohibir al tratar estos asuntos. Y no está por demás.
Soy su amiga Fer Denisse y recuerden: la vida es xalapeñísimamente ¡maravillosa! Bye, bye.

Contacto:
Fb: Fer Denisse
Tw: FerdenisseB
fer.denisse.13@hotmail.com

Más de XÑ