GROOMING

Por Fernanda Denisse González

¡Qué tal xalapeñísimos! En esta ocasión les hablaré sobre una problemática que cada vez gana más auge, siendo los afectados todos aquellos chicos menores de edad, y que está al alcance de dos clics.
Sin duda en internet podemos encontrar un mundo infinito de información. Es una herramienta de gran utilidad, pero también tiene un lado oscuro donde los chicos pueden estar en peligro, sobre todo si son activos en redes sociales y aceptan amistad de personas que no conocen, como el groomer.
Este, es un adulto que se presenta en las redes como un chico, envía solicitud de amistad buscando victimas con la finalidad de ganarse su confianza y más adelante busca la forma de obtener fotografías o videos comprometedores de sus víctimas, ya sea para pornografía infantil o chantajear al menor y poder abusar sexualmente de él.
En nuestro país uno de cada siete adolescentes ha recibido solicitudes sexuales. Si algún chico es víctima de grooming puede mostrar las siguientes características: cambios en su vida social (aislamiento), cero comunicación, ante los adultos se cohíbe (agacha la cabeza), cambios drásticos de humor, bajo rendimiento escolar y temor a salir de casa.
Observen a sus hijos papás, ya que los groomers no tienen sentimientos de culpa y su visión distorsionada de la realidad les impide sentir empatía hacia al sufrimiento de sus víctimas.
Los adolescentes tienen que saber que no es bueno aceptar la solicitud de amistad de cualquier persona en cualquier red social. También es importante no publicar información personal. Los padres también pueden evitar que sus hijos caigan “en las garras” de estas malas personas. ¿Cómo? Supervisando y controlando lo que sus hijos ven en internet, así como el tiempo que pasan en el ordenador/celular. También deben hablar con ellos sobre los peligros que existen en la red y hacerles saber que ustedes siempre los van a apoyar.
En esta etapa los jóvenes creen que son inmunes a los peligros de la vida, creen que son invencibles… pero la realidad es otra. Nadie está completamente seguro en esta época que estamos viviendo. Las malas personas ya no solo se encuentran en la calle, también están en internet. El grooming no es algo que se acaba de descubrir, es algo que desde hace mucho tiempo existe solo que ahora evolucionó al igual que las víctimas.
Los adolescentes buscamos privacidad y eso incluye guardar secretos. Muchas veces cuando caemos en problemas graves no les decimos a nuestros padres por miedo, pero también nosotros tenemos que aprender a confiar en ellos. Ellos siempre van a saber cómo ayudarnos y apoyarnos para salir adelante.
Se despide su amiga Fer Denisse y recuerden que la vida es xalapeñísimamente hermosa, bye, bye.

Contacto:
Fb: Fer Denisse
Tw: @FerdenisseB
fer.denisse.13@hotmail.com

Más de XÑ