EL PAPÁ EN LA ADOLESCENCIA

Por Fernanda Denisse González

¡Hola xalapeñísimos! En este mes tan especial les traigo una investigación sobre la influencia del padre de familia en sus hijos adolescentes.
Los adolescentes pasamos por una etapa difícil y crucial, así que necesitamos un apoyo firme y seguro. He escuchado hablar de dos frases muy importantes: “Se enseña a través del ejemplo” y “Como trate un hijo a su mamá, así tratará a su novia o esposa”.
Los papis son los primeros varones con los que convivimos diariamente. El trato de ellos hacia las niñas es muy importante; dicen los psicólogos que, inconscientemente, las mujeres buscaremos que nuestra pareja tenga mucho en común con ellos. Si un padre maltrata a su hija, al crecer encontrará una pareja que quizá lo haga también. O si el padre deja el hogar y no se preocupa por ver a su hija es muy probable que a ella le atraigan los hombres mucho mayores ya que busca esa figura paterna que perdió. En los hijos varones un padre violento se verá reflejado en la actitud del chico.
Las psicólogas Sarah Hill y Danielle J. del Priore encontraron una relación entre la separación del padre y llevar una vida sexual activa a temprana edad. “Los hombres no duran por mucho tiempo”, de modo que las adolescentes comienzan a tener una vida sexual activa a edades tempranas. Si su padre no estuvo a su lado puede ser que su pareja tampoco lo haga. Además, en un nivel inconsciente, puede gestarse la idea de que un embarazo asegurará a ese novio, cosa que no pasó con su padre.
Existen muchas personas que piensan que la imagen del padre la puede cubrir la madre, pero para los hijos varones es muy importante debido a que el chico necesita identificarse con alguien de su mismo género, ya que de ahí parte la construcción de su propia identidad. Con esto no quiere decir que es una regla escrita, como en todo hay quienes logran salir victoriosos de esta situación.
Según el pedagogo y orientador familiar Juan García Gómez, durante la gestación y los 18 primeros meses la influencia del padre es casi nula, la de la madre es de un 100 por ciento. Entre los 3 y 12 años la influencia del padre aumenta a un 40 por ciento. En la adolescencia la situación cambia: el padre influye casi un 100 por ciento.
Es muy importante que la educación de los hijos sea entre ambos padres, entre lo masculino y lo femenino. La falta de alguno de estos modelos implica un desequilibrio. Los niños que desarrollan una sana relación con sus padres muestran mayor autoestima, seguridad y facilidad para trabajar en equipo.
Se despide su amiga Fer Denisse no sin antes extender una enorme felicitación a todos los papis que nos leen. Recuerden: la vida es xalapeñísimamente hermosa, bye, bye.

Contacto:
Fb: Fer Denisse
Tw: @FerdenisseB
fer.denisse.13@hotmail.com

Más de XÑ