¿DROGAS CIBERNÉTICAS?

Por Fernanda Denisse González

¡Hola amigos xalapeñísimos! Últimamente hemos escuchado sobre unas nuevas “drogas” entre los jóvenes transmitidas por un sonido que se puede descargar de internet. Alucinante, ¿verdad?
Estas drogas se obtienen al descargar de la red cierto tipo de sonidos que supuestamente simulan el efecto que se obtiene de la mariguana, cocaína, heroína, opio, Valium, etcétera, etcétera. El sonido trabaja a través de pulsos binaurales, que son ilusiones auditivas que actúan sobre las ondas cerebrales.
La palabra binaural significa escuchar con los dos oídos. Este efecto fue descubierto por el físico alemán Henrich Wilhem Dove. A lo largo de la historia varios científicos han realizado pruebas con este, descubriendo que se puede lograr un efecto en el ritmo cardiaco y relajación. Además de que al escuchar música combinada con otros sonidos también se puede influenciar en el sistema nervioso autónomo y en la excitación neuronal, demostrando que se puede tener mejora en la función inmunológica, el estado de ánimo y el estrés.
Pero desafortunadamente personas como el norteamericano Nick Ashton, de tan solo 29 años, quien ha creado un software donde utiliza estos pulsos binaurales, ha lanzado una aplicación llamada I-Doser donde se descargan sonidos para obtener relajación, emoción, paz, enamoramiento, entre otros; pero también incluye peyote, opio, heroína, etcétera.
Un estudio realizado por la UNAM en el 2014 reveló que la mayoría de los adolescentes que se encuestaron supo de la existencia de estas “drogas” a través de compañeros de la escuela. De acuerdo al testimonio de los chicos que ya las han probado se obtuvieron los siguientes resultados: hay chicos que sí logran obtener los efectos deseados, otros no. Esta investigación arroja que dichas drogas también puede causar daño auditivo y que no puede causar adicción. Por tal motivo, muchos estudiosos no las consideran como drogas, pero de lo que sí están seguros es que causan daños al cerebro y al oído.
Existen varias versiones sobre esta “nueva moda” entre los jóvenes: que si afecta o que si no. Es un hecho que todos somos diferentes, que hay chicos más sensibles que otros, que algunos son más fáciles de influenciar y, por consiguiente, pueden ser víctimas de esta nueva tendencia. Es muy importante que los papás estén en constante comunicación con sus hijos y al pendiente de lo que ellos escuchan. En Estados Unidos esta nueva tendencia está manifestando problemas entre los adolescentes, sobre todo en su rendimiento escolar.
Me despido con esta frase de uno de mis escritores favoritos Oscar Wilde: “Las pequeñas acciones de cada día hacen o deshacen el carácter”. Soy su amiga Fer Denisse y recuerden que la vida es xalapeñísimamente hermosa, bye, bye.

Contacto:
Fb: Fer Denisse
Tw: @FerdenisseB
fer.denisse.13@hotmail.com

Más de XÑ