DIETA DE LA BELLA DURMIENTE

Por Fernanda Denisse González

¡Qué tal xalapeñísimos! Y llegamos al último mes del año, ¡fiestas y más fiestas! Semanas atrás escuché a varias chicas y algunos chicos que cuidaron su alimentación para poder degustar los deliciosos platillos que habrá en este mes y el que sigue; pero desafortunadamente dentro de las “modas” entre las dietas se encuentra la de La Bella Durmiente de la cual les hablaré y que está cobrando auge entre los jóvenes.
Hace algunos meses en un programa transmitido en el Reino Unido un par de doctores hablaban sobre soluciones para bajar de peso. Un joven llamado Rob se comunicó al programa para pedir ayuda: su peso era de casi 130 kilos y por más dietas que hacía no obtenía buenos resultados. Así que estos doctores le recomendaron seguir la dieta de La Bella Durmiente: debía dormir el mayor tiempo posible para no ingerir alimentos, ayudado de pastillas para no despertar tan fácilmente. Sin duda, una recomendación muy polémica debido a los daños que ocasiona al cuerpo y la mente, datos que no expusieron estos especialistas.
En una entrevista realizada por el periódico británico The Independent a la psicóloga Tracey Wade, profesora en la Universidad de Flinders en Australia, aseguró que “no es solo obligar al cuerpo a dormir más de lo que necesita, sino que tendrá que usar niveles cada vez más altos para obtener el efecto deseado, y la idea de apartarse de la vida y permanecer en la cama podría ser atractivo para aquellos que ya sufren trastornos alimentarios o depresivos”. Además, la falta de vitaminas y nutrientes ocasionará dolores de cabeza, pérdida de equilibrio, alucinaciones, cambios de humor, incapacidad para conciliar el sueño de forma natural y principios de depresión.
Esta forma de bajar de peso se ha hecho muy popular entre los jóvenes debido a la difusión que se le ha dado en blogs que fomentan la anorexia, pero se sabe que ya tiene varios años que jóvenes e incluso grandes estrellas han echado mano de ella como el caso del famosísimo Elvis Presley, de quien corre el rumor se hizo fan de esta “dieta” donde las consecuencias se hicieron evidentes: dicen que podía pasar fácilmente de la depresión a la esquizofrenia y de la amabilidad a la ira.
La doctora Haleh Moravej, nutricionista de la Universidad de Manchester, dice que “dormir lo suficiente es importante para prevenir la obesidad pues la falta de sueño provoca que los individuos anhelen alimentos grasos y azucarados para compensar los bajos niveles de energía. Sin embargo, dormir demasiado también puede ser dañino ya que se pierde masa muscular y el metabolismo se vuelve más lento”.
Así que papás “mucho ojo” con sus chicos, es normal que un adolescente duerma mucho, pero también es normal que nuestro apetito sea mayor.
Soy su amiga Fer Denisse y recuerden: la vida es xalapeñísimamente hermosa, ¡bye, bye!

Contacto:
Fb: Fer Denisse
Tw: @FerdenisseB
fer.denisse.13@hotmail.com

Más de XÑ