COMUNICACIÓN BIDIRECCIONAL

Por Fernanda Denisse González

¡Hola xalapeñísimos! En esta ocasión quiero compartir con ustedes una herramienta muy importante para que la comunicación con sus hijos o nietos mejore increíblemente.
Hace poco escuché hablar de la Comunicación Bidireccional y me pareció muy interesante, así que me di a la tarea de investigar. Este tipo de comunicación se da cuando dos personas intercambian mensajes y también interviene la comunicación no verbal.
La mayoría de los papás coincide que en esta época digital la comunicación con sus hijos ha disminuido, no solo porque el adolescente está hechizado con su teléfono celular, tableta o consola de videojuegos, sino porque también los padres están dejándose encantar por los dispositivos móviles.
Las consecuencias de la falta de comunicación entre padres e hijos se manifiesta cada vez más: bajo rendimiento escolar, actitud negativa, mala conducta, inseguridad, y así podría mencionar una larga lista de resultados.
Uno de los beneficios de las redes sociales y del internet es la información útil que circula en ellos, como los videos de la psicóloga Patricia Ramírez, quien habla de las diversas formas que existen para poder mejorar la relación entre padres e hijos. Ella menciona que la comunicación no debe ser de preguntas y respuestas, sino que debe darse así como conversamos con compañeros y amigos para que los chicos no se sientan como en un banquillo de acusados y se puedan abrir y conversar de lo que realmente les interesa y preocupa. También indica que los padres deben compartirnos sus experiencias del día, de esta forma nos sentiremos incluidos en las situaciones que acontecen en la familia.
Tanto los niños y jóvenes, como los adultos, aborrecemos que se nos juzgue de forma negativa, inmediatamente nos ponemos a la defensiva para protegernos. Cuando conversamos con nuestros padres sobre alguna situación no nos gusta sentirnos juzgados, queremos alguien en quien confiar.
Psicólogos opinan que la comunicación ha cambiado porque los jóvenes nos expresamos a través de las redes sociales, pero también los padres no nos han enseñado a escuchar. Cuando platicamos sobre alguna situación normalmente nos dicen qué hacer o no hacer, cuando lo correcto sería preguntar: ¿te gustaría saber lo que opino al respecto? Y dejar que aprendamos a tomar nuestras propias decisiones. Es importante que permitan que nos equivoquemos, pero es más importante que sepamos que están ahí para apoyarnos.
Soy su amiga Fer Denisse y recuerden: la vida es xalapeñísimamente hermosa, ¡bye, bye!

Contacto:
Fb: Fer Denisse
Tw: @FerdenisseB
fer.denisse.13@hotmail.com

Más de XÑ