¿SABES CÓMO LEER ETIQUETAS?

Por Adela Libreros

Una buena nutrición es importante a lo largo de nuestra vida. Desde la concepción hasta nuestra etapa final, la alimentación e hidratación son no sólo una necesidad, sino un derecho humano. El conocer lo que comes puede ayudar a reducir el riesgo de padecer algunas de las enfermedades comunes y, si ya se tienen ciertos problemas de salud, la buena nutrición puede ayudar a controlar los síntomas.
En ocasiones puede parecer complicado, pero la buena noticia es que los productos alimenticios tienen una herramienta sencilla para ayudarte a conocer exactamente lo que estás comprando e ingiriendo. Esta herramienta se llama etiqueta de información nutrimental y se encuentra en todas las bebidas y los alimentos empaquetados; te servirá de guía para tomar las decisiones adecuadas y prevenir que la ingesta de estos alimentos afecte tu salud a largo plazo.
¿Cómo interpretarlas? En este pequeño artículo quiero ayudarte para que en tres pasos identifiques qué alimentos pueden estar perjudicando tu salud y la de tus hijos.

Paso 1
Observar el producto: checa que la caja, lata o empaque se encuentre perfectamente cerrada, que no tenga fugas o presencia de aire; en el caso de las latas que no se encuentren golpeadas.

Paso 2
Checar la fecha de caducidad y/o fecha de consumo preferente: indican distintas cosas; la fecha de caducidad habla de qué tiempo tiene el producto de vigencia sin causar daño a la salud, la fecha de consumo preferente habla del tiempo que el alimento conservará sus características organolépticas.

Paso 3
Información nutrimental: quizá este sea el punto que más trabajo nos cuesta hacer.

Tips
• Cuidado cuando la industria no se hace responsable del producto y te pone una leyenda que diga “este producto es responsabilidad de quien lo ingiere y quien lo recomienda” ya que muy seguramente contiene componentes dañinos para tu salud.
• Lee cuidadosamente los ingredientes e investígalos en internet.
• Visita paginas como www.elpoderdelconsumidor.org donde podrás encontrar radiografías de productos por marca, así te asegurarás de elegir la mejor opción para ti y tu familia.
• Si tienes dudas sobre tu alimentación o la de tus hijos visita a un nutriólogo, en la actualidad existen especialistas para niños y adultos.

Espero que esta información sea de ayuda al elegir tus alimentos y prevenir enfermedades. Recuerda siempre que en tus manos está tener una mejor calidad de vida y proporcionar buenos hábitos alimenticios a tus hijos.

Más de XÑ