PROPÓSITO DE AÑO NUEVO: ¡BAJAR DE PESO!

Por Adela Libreros

Cuando el calendario está a punto de cambiar de dígito los buenos propósitos nos inundan. Para muchas personas empezar un nuevo año significa también empezar una nueva fase en la vida: pasar más tiempo con las personas queridas, trabajar menos, disfrutar de la vida, hacer ejercicio, leer más, viajar, dejar de fumar y, por supuesto, adelgazar. Este último es uno de los objetivos que más se repite en la lista de “deberías” para el año que empieza, en parte por los excesos que se cometen en las reuniones navideñas que preceden año nuevo.
Según un estudio realizado hace unos años por el psicólogo Richard Wiseman, solo el doce por ciento de las personas consigue lo que se propone cada vez que el calendario señala el inicio de un nuevo año. No conseguirlo tiene como raíz una cadena de equivocaciones. La primera de ellas implica no ser realista con la meta que se ha planteado, o querer llegar a ella en un tiempo récord. Recuerda que todo es un proceso y bajar de peso rápidamente puede no ser lo más conveniente.

¿En qué enfocarte para llegar a la meta?
1. ¡No existen las dietas milagro!
2. Antes de iniciar con cualquier plan nutricional realízate estudios de laboratorio.
3. Fija objetivos a diferentes plazos. Un cambio de alimentación hará que no tengas efecto de rebote.
4. Acude con un nutriólogo que te ayude a diseñar un plan de alimentación adecuado a tus necesidades.
5. Empieza a realizar ejercicio. Si llevas muchos meses o incluso años sin hacerlo comienza con rutinas de diez a quince minutos diarios y poco a poco incrementa la actividad y la intensidad hasta realizar una hora al día.
6. ¡Mantente hidratado! Toma entre dos y dos litros y medio de agua al día, evita bebidas azucaradas como jugos de cualquier tipo, refrescos, bebidas energizantes, aguas frescas, etcétera.
7. Incrementa el consumo de verduras y fibra en tu dieta habitual.
8. Realiza entre cuatro a cinco tiempos de comida al día, esto ayudará a que no almacenes grasa extra en los periodos de ayuno prolongado.
9. Evita comer por ansiedad. Si sufres de esto trata de comer botanas saludables que incluyan verduras.
10. Prefiere las frutas con cáscara o en gajos. Recuerda que la fruta es para comerse, no para beberse.
11. Cambia tus hábitos. Hacer siempre lo mismo no te ayudará a cumplir tus nuevos propósitos. Si tienes como objetivo perder peso, ¿por qué no identificar los hábitos que te están perjudicando?
Estos tips te ayudaran a llegar de manera segura a tu objetivo. ¡Feliz año 2017!

Contacto:
adelulibrerosp@hotmail.com
818 96 78

Más de XÑ