PH: ACIDEZ Y ALCALINIDAD

Por Luisa Alemán

“Todas las enfermedades son ácidas, y donde hay oxígeno y alcalinidad no pueden existir enfermedades, incluido el cáncer”.
Otto Warbürg (Premio Nobel 1931)

En esta ocasión hablaré del pH; muchos lo conocen, otros lo han escuchado mencionar y otros ni idea tienen de lo que hablo, ¿es cierto?
El pH es una medida de la acidez o de la alcalinidad de una sustancia; está determinado por el número de iones libres de hidrógeno (H+). El pH es el peso del hidrógeno.
Es necesario porque en ciertos casos no es suficiente decir que el agua está caliente o que el jugo del limón es ácido; al saber el pH conocemos el grado exacto de acidez o alcalinidad de ese elemento.
El pH es un factor logarítmico: cuando una solución se vuelve diez veces más ácida, el pH disminuirá en una unidad; cuando se vuelve cien veces más ácida, el pH disminuirá en dos unidades.
El término común para referirse al pH es la alcalinidad. Por lo tanto, la medición de la acidez y la alcalinidad es importante.
Pero, ¿cómo está el PH relacionado con estas medidas? Los números a partir del 0 al 7 en la escala indican las soluciones ácidas y del 7 al 14 indican soluciones alcalinas. ¿Para qué nos sirve esto?
El pH de la piel húmeda debe ser equilibrada, por lo que si nos aplicamos alguna crema o jabón con un pH menor o mayor podría causarnos irritación o quemadura; o si se tratara de un pH mayor a 10 o menor a 3, la piel pudiera dañarse. Saber cuál es el pH de las sustancias es muy importante para nuestra seguridad ante cualquier producto químico.
Al ingerir alimentos alteramos el pH de nuestro cuerpo. El pH de nuestro estómago es entre 1.5 y 3.5 debido al ácido que contiene y que es útil para descomponer los alimentos. Por eso cuando comemos ciertos alimentos es necesario saber su acidez para que no nos hagan daño.
Así como existe esta información de la acidez de nuestro cuerpo, también está la del ambiente, la del agua, de cada cosa en la vida terrestre y acuática. El conocer el pH de todo lo que nos rodea, principalmente de lo que nos alimentamos y ponemos en el cuerpo, nos puede ayudar a mejorar nuestra salud y a mantener una vida plena. Conocer el pH de cualquier elemento puede servirnos para saber cuándo una sustancia es peligrosa para la vida.

Más de XÑ