¿CÓMO MEJORAR LA ALIMENTACIÓN DE MIS HIJOS?

Por Adela Libreros

No es de extrañar que los padres necesiten ayuda para entender qué significa comer de forma saludable. La buena noticia es que usted no necesita graduarse en nutrición para criar hijos sanos. Siguiendo algunas recomendaciones básicas, usted puede crear un entorno doméstico que fomente la alimentación saludable y el mantenimiento de un peso saludable. He aquí ocho normas básicas a seguir:

1. Los padres son quienes controlan las líneas de abastecimiento. Son ustedes quienes deciden qué alimentos se compran en su casa y cuándo se sirven.

2. Los niños también deben tener voz y voto en el asunto. De la selección de alimentos que ofrezca a su hijo déjele elegir la cantidad que quiera comer. Los padres deciden qué, los niños deciden cuánto. Tal vez le parezca que esto es darle demasiada libertad. Pero, si usted sigue la primera recomendación de esta lista, su hijo solamente podrá elegir entre los alimentos saludables que usted ha decidido comprar y preparar.

3. Olvídese de la máxima de “dejar el plato limpio”. Permita que su hijo acabe de comer cuando sacie su apetito. Esto ayuda a los niños a escuchar a su cuerpo para saber cuándo han comido suficiente.

4. Empiece pronto. Las preferencias alimentarias se adquieren muy pronto en la vida, de modo que empiece pronto a ofrecerle a su hijo un amplio abanico de alimentos.

5. Las kilocalorías de las bebidas también cuentan. Los refrescos con gas y otras bebidas edulcoradas suman kilocalorías y se interponen en el camino de la alimentación saludable. El agua es la mejor bebida para los niños. La leche contiene gran cantidad de grasa, los niños no necesitan tomar jugos o lechitas saborizadas.

6. Ponga los dulces en su sitio. Está bien tomar dulces de vez en cuando pero no convierta el postre en el plato más deseado de las comidas. Cuando el postre se convierte en el premio por haberse comido bien la cena es normal que los niños den más valor al pastelito que al brócoli.

7. No confunda la comida con el cariño. Encuentre formas mejores de decir “te quiero”. Cuando se utiliza la comida para recompensar a los niños y para mostrarles afecto, estos pueden empezar a utilizarla como mecanismo para afrontar el estrés u otras emociones negativas.

8. Los niños hacen los que hacen sus padres. Sea un buen ejemplo para su hijo comiendo de forma saludable. La mejor forma de enseñar buenos hábitos alimentarios a su hijo es comiendo bien.

Más de XÑ