HISTORIA DEL ÁNGEL DE LA INDEPENDENCIA

Por Fernanda Denisse González

¡Hola amigos xalapeñísimos! En esta ocasión les tengo una investigación ¡muy mexicana! Este mes patrio les platicaré todo acerca de nuestro emblemático Monumento de la Independencia, o también conocido como El Ángel, ¿listos?

1. El monumento inicialmente estaría en el Zócalo de la Ciudad de México. En 1843, el expresidente Antonio López de Santa Anna convocó a un concurso para realizar un monumento conmemorativo por la Independencia, pero solo se logró colocar el zócalo o base. El proyecto nunca se concretó por falta de fondos y el cambio de gobierno. Así permaneció por varios años y desde entonces la plaza adoptó el nombre de Zócalo, cuyo nombre oficial es Plaza de la Constitución.

2. En 1865, la emperatriz María Carlota colocó la primera piedra para el nuevo monumento, pero la caída del imperio impidió su desarrollo. En 1886 se convocó a otro concurso, ahora internacional, para construir el monumento en una de las glorietas del Paseo de Reforma. Una empresa norteamericana fue la ganadora, pero en 1887 el gobierno lo pospuso, la empresa vendió sus derechos, se retiró de la construcción y todo quedó en el olvido.

3. El general Porfirio Díaz, en 1910, inauguró el tan esperado monumento con el diseño del arquitecto Antonio Rivas Mercado, los ingenieros Gonzalo Garita y Manuel Gorozpe, y lo escultórico quedó en las manos del italiano Enrique Alciati.

4. En 1957, un terremoto hizo que cayera la Victoria Alada o El Ángel, como comúnmente lo conocemos. Todo el monumento fue restaurado con metal. La escultura está hecha de bronce con un baño de oro de 24 kilates.

5. En el interior de El Ángel descansan los restos de José María Morelos, Nicolás Bravo, Mariano Matamoros, Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama, Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Andrés Quintana Roo y Leona Vicario.

+1 Con motivo del bicentenario de la Independencia, el 30 de mayo de 2010, las urnas con los restos de nuestros héroes fueron retiradas para restaurarlas, exhibirlas y rendirles honores durante todo el 2010 y el 2011.

Me despido amigos con esta frase de Ignacio Allende: “Sin importar el tamaño de la ciudad o pueblo en donde nacen los hombres o las mujeres, ellos son finalmente el tamaño de su obra, del tamaño de su voluntad de engrandecer y enriquecer a sus hermanos”. Soy su amiga Fer Denisse y recuerden que la vida es ¡xalapeñísimamente hermosa! Bye, bye.

Contacto:
Fb: Fer Denisse
Tw: @FerdenisseB
fer.denisse13@hotmail.com

Más de XÑ